Los países de ingreso bajo necesitan que el acceso a las vacunas a precios sostenibles y el apoyo financiero sean oportunos. Foto: PNUD Colombia

Ginebra/Nueva York, 22 de julio de 2021 – La desigualdad en el acceso a las vacunas contra la COVID-19 tendrá un efecto duradero y profundo en la recuperación socioeconómica de los países de ingreso bajo y mediano bajo si no se adoptan medidas urgentes para garantizar el acceso equitativo de todos los países, entre otras cosas mediante el reparto de dosis, según nuevos datos publicados hoy por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Universidad de Oxford.

Si se acelerara la fabricación y se compartieran suficientes dosis de vacunas con los países de ingreso bajo, estos podrían haber añadido 38.000 millones de dólares de los Estados Unidos a su PIB previsto para 2021 en caso de tener tasas de vacunación similares a las de los países de ingreso alto. En un momento en el que los países más ricos han pagado billones de dólares en estímulos para apuntalar las tambaleantes economías, ha llegado la hora de garantizar que las dosis de vacunas se compartan rápidamente, que se eliminen todas las barreras al aumento de la fabricación de vacunas y que se garantice el apoyo financiero para que las vacunas se distribuyan de forma equitativa y se pueda producir una verdadera recuperación económica mundial.

Un precio elevado por dosis de la vacuna contra la COVID-19 en relación con otras vacunas y costos de suministro -incluido el incremento de personal sanitario- podría suponer una enorme presión para los frágiles sistemas sanitarios y socavar la inmunización sistemática y los servicios sanitarios esenciales, además de provocar picos alarmantes de sarampión, neumonía y diarrea. También se corre un riesgo claro de pérdida de oportunidades de expansión de otros servicios de inmunización, por ejemplo, el despliegue seguro y eficaz de vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH). Los países de ingreso bajo necesitan que el acceso a las vacunas a precios sostenibles y el apoyo financiero sean oportunos.

Estos datos proceden del Tablero Mundial sobre la Equidad en materia de Vacunas contra la COVID-19, una iniciativa conjunta del PNUD, la OMS y la Blavatnik School of Government de la Universidad de Oxford, que combina la información más reciente sobre la vacunación contra la COVID-19 con los últimos datos socioeconómicos a fin de ilustrar por qué la aceleración de la equidad en el acceso a las vacunas no solo es fundamental para salvar vidas, sino también para impulsar una recuperación más rápida y justa de la pandemia en beneficio de todos.

"En algunos países de ingreso bajo y mediano, menos del 1% de la población está vacunada, lo que contribuyen a que la recuperación de la pandemia de COVID-19 sea de dos vías", dijo el Administrador del PNUD, Achim Steiner. "Ha llegado el momento de actuar de forma rápida y colectiva: este nuevo Tablero Mundial sobre la Equidad en materia de Vacunas contra la COVID-19 proporcionará a los Gobiernos, los encargados de la formulación de políticas y las organizaciones internacionales percepciones únicas para acelerar el suministro mundial de vacunas y mitigar los devastadores efectos socioeconómicos de la pandemia."

Según el nuevo Tablero, que se basa en datos de múltiples entidades, entre ellas el  Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Gavi, la Alianza para las Vacunas, y del análisis de las tasas de crecimiento del PIB per cápita de Perspectivas de la Economía Mundial, se prevé que los países más ricos vacunarán a su población y se recuperarán económicamente de la COVID-19 más rápidamente, mientras que los países más pobres aún ni han podido vacunar a sus trabajadores de la salud ni a la mayor parte de la población en riesgo y podrían no alcanzar los niveles de crecimiento previos a la COVID-19 hasta 2024. Entretanto, la variante Delta y otras cepas están llevando a algunos países a restablecer estrictas medidas sociales de salud pública. Esto está empeorando aún más la salud, los efectos sociales, económicos y sanitarios, especialmente para las personas más vulnerables y marginadas. La inequidad en materia de vacunas amenaza a todos los países y conlleva el riesgo de revertir los avances logrados con tanto esfuerzo hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“La desigualdad en materia de vacunas es el mayor obstáculo a nivel mundial para acabar con esta pandemia y recuperarse de la COVID-19”, afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus , Director General de la Organización Mundial de la Salud. "Desde el punto de vista económico, epidemiológico y moral, lo mejor para todos los países es utilizar los últimos datos disponibles para poner a disposición de todos las vacunas que salvan vidas."

El Tablero Mundial, diseñado para empoderar a los encargados de la formulación de políticas y a los asociados para el desarrollo a fin de que adopten medidas urgentes para reducir la desigualdad en materia de vacunas, desglosa el impacto de la accesibilidad en relación con la meta actual de cada país de vacunar primero a su población de riesgo para reducir la mortalidad y proteger el sistema sanitario y luego vacunar a grandes sectores de la población para reducir la carga de la enfermedad y revitalizar la actividad socioeconómica.

El Tablero también es facilitado por el Plan de acción mundial a favor de una vida sana y bienestar para todos (ODS 3), cuya finalidad es fortalecer la colaboración en el sistema multilateral para contribuir a la recuperación equitativa y resiliente de la pandemia e impulsar avances en el logro de los ODS que guardan relación con la salud.

“Es indispensable cerrar la brecha en el acceso a las vacunas para superar esta pandemia. El Tablero puede contribuir a incrementar y acelerar el suministro mundial de vacunas al proporcionar información precisa y actualizada no solo sobre el número de vacunas que se han aplicado, sino también sobre las políticas y mecanismos que conducen a su aplicación”, sostuvo el Dr. Thomas Hale, Profesor Adjunto de Políticas Públicas Mundiales de la Blavatnik School of Government de la Universidad de Oxford.

El Tablero será actualizado en tiempo real a medida que se disponga de  nuevos datos,  subsanando una carencia fundamental a fin de ayudar a la comunidad internacional a comprender qué se puede hacer para alcanzar la equidad en materia de vacunas. Los usuarios pueden descargar cualquier conjunto de datos completo del sitio web, y se los alienta a que lo hagan.

Icon of SDG 03 Icon of SDG 10

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global