COVID-19 y vulnerabilidad: una mirada desde la pobreza multidimensional en El Salvador

17 jun. 2020

Este documento ofrece una mirada a la vulnerabilidad de los hogares en El Salvador ante el shock de la COVID-19, con base en la visión de la pobreza multidimensional. Utilizando la medición del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), se identifican las condiciones preexistentes de pobreza que hacen que ciertos hogares presenten mayores riesgos que otros frente la pandemia. Las seis privaciones del IPM que dan cuenta de estos riesgos son: acceso a agua potable, acceso a servicios de salud, el hacinamiento, acceso a saneamiento, el subempleo y el acceso a la seguridad social. Se calcula que 85.8% de los hogares sufren de al menos una de las seis privaciones señaladas. Además, se identifican cuatro grupos de hogares con características que acumulan factores de riesgos o desventajas frente a la COVID-19: pobres multidimensionales, dependientes de remesas, con personas dependientes mayores de 60 años, y con jefatura de mujeres. Estos hogares deberían ser prioridad en las respuestas de atención de la emergencia, para ello se propone respuestas inmediatas y respuestas tempranas denominadas canastas de resiliencia.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global