GRUPO DE EXPERTAS Y EXPERTOS:

La economía de la pandemia y
protección social en América Latina

Proyecciones del modelo del IHME

 

Reporte de la octava reunión, Julio 17 de 2020, 10:30-12:00 p.m. (horario de Nueva York)

 

Durante la novena reunión del grupo de expertos, Christopher Murray, director del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington en Seattle, presentó las proyecciones del modelo del IHME sobre el COVID-19 para los países del mundo.

 

Resumen del modelo del IHME

El IHME comenzó a modelar el COVID-19 con el objetivo de predecir la demanda de recursos (camas, personal de salud, respiradores) para el sistema de hospitales del estado de Washington. En su primera versión (marzo, 2020), el IHME utilizó un modelo estadístico que se ajustaba a la forma de la epidemia en Wuhan para predecir el pico de la pandemia. El presentador comenta que este modelo fue exitoso en predecir el pico de la pandemia, pero no funcionó bien para predecir los descensos después del pico dado que en la mayoría de los lugares la epidemia no se comportó como en Wuhan. Como respuesta a esta limitación, el IHME introdujo una versión del modelo (mayo, 2020) que combinó el modelo inicial con un modelo de dinámica de transmisión (SEIR) en el que la transmisión futura es función de una serie de variables (movilidad, pruebas diagnósticas, temperatura, densidad poblacional). Aunque este modelo logró un mejor ajuste a los descensos observados después del pico, el IHME incorporó un mayor número de predictores de transmisión (uso de tapabocas, movilidad, neumonía estacional, pruebas diagnósticas per cápita, densidad poblacional, PM2.5, tabaquismo, altitud, y tasa de mortalidad por neumonía) en una tercera versión del modelo (junio, 2020).

El análisis del modelo actual (junio, 2020) sugiere que el mejor predictor del patrón de transmisión es la neumonía estacional, aunque otros factores que también predicen muy bien el número de casos y muertes son la mortalidad a causa de la neumonía, la movilidad, el uso del tapabocas, y las pruebas diagnósticas. Como comenta el presentador, a pesar de que hay una variación considerable en la trasmisión que no está explicada por los parámetros de transmisión incorporados en el modelo,[1] el análisis de desempeño del modelo del IHME muestra que tiene el Porcentaje del Error Medio Absoluto (MAPE en inglés) más bajo (equivalente a 13 por ciento a las 6 semanas) entre los modelos de predicción actualizados regularmente y que cubren más de 5 países.

 

Proyecciones y escenarios a seis meses

Las predicciones del modelo del IHME se presentan para tres escenarios: (i) relajación progresiva de medidas de confinamiento, (ii) medidas se vuelven a imponer por 6 semanas cuando se alcanza una tasa de mortalidad diaria de 8 personas por millón (escenario actual), y (iii) uso universal del tapabocas con reimposición de las medidas igual que en el escenario (ii).

Al primero de enero de 2021, el modelo del IHME estima que ante una relajación progresiva de las medidas de confinamiento se alcanzaría un aproximado de 6 millones de muertes a nivel global, donde este número se reduciría a la mitad (3 millones de muertes) bajo el escenario actual, y a un tercio (2 millones de muertes) con el uso universal del tapabocas.

Por otro lado, el modelo estima que la tasa de infección en la mayoría de los países del mundo será aún baja, aunque en algunos lugares la tasa de infección podrá ser tan alta que alcanzaría la inmunidad de rebaño (ej., algunos estados de México y Brasil).

Como comenta el presentador, las estimaciones del modelo del IHME resaltan la importancia del uso del tapabocas en la reducción de la transmisión del virus, lo cual también significa un menor choque económico en la medida en la que el uso universal del tapabocas evita y retrasa la reimposición de medidas de confinamiento extricto.

 

¿Qué no está explicando o capturando actualmente las predicciones del IHME?

1.     El aumento exponencial en el número de casos no se está traduciendo en aumentos equivalentes en hospitalización ni mortalidad.

  • Esto puede estar explicado por una mayor transmisión en personas jóvenes.

2.     La caída en el número de contagios ante la relajación de las medidas de confinamiento.

  • Esto puede estar explicado por cambios en el comportamiento de los grupos en riesgo, y que la información sobre movilidad no captura si esta es exposición de alto o bajo riesgo.

3.     El modelo no está capturando los viajes de las personas entre lugares, y la probabilidad de que personas infectadas viajen.

4.     El modelo no está capturando la posibilidad de una inmunidad de corto plazo.

 

Discusión

¿Cómo ve que las cosas vuelven a la normalidad en ausencia de una vacuna?

  • El presentador comenta que ante la ausencia de una vacuna no parece probable volver a la normalidad en el próximo año. Asimismo, comenta que es posible que el alto número de infectados en algunos lugares proporcione cierta inmunidad de rebaño involuntaria, sin embargo, todavía existiría mucha población susceptible al virus.

¿Qué implicaciones tiene la inmunidad de corto plazo?

  • En el extremo de una baja inmunidad la tasa de reinfección sería mucho más alta y la expectativa de vida para las personas mayores de 65 años se vería reducida significativamente. En el caso de baja inmunidad también sería necesario que la vacuna se aplicara regularmente.

¿Cuáles son los ingredientes para unos buenos resultados en la contención del virus?

  • Capacidad del sector de la salud, acción temprana, y liderazgo y coherencia en la estrategia política.

¿Cuáles son las mejores prácticas para reabrir?

  • Mandato de uso universal del tapabocas
  • Restricción de grandes aglomeraciones de personas
  • Medidas de confinamiento periódicas en tiempos de alta transmisión del virus

 

 

 

[1] Los modelos dinámicos de transmisión tienden a sobrestimar las proyecciones debido a que los cambios de comportamiento no se capturan en el modelo, esto es, que los individuos responden a la epidemia modificando su comportamiento (evitando el contacto social, usando tapabocas, reduciendo el número de viajes, mejorando su higiene personal) y que los gobiernos responden a la epidemia imponiendo nuevas medidas.

 

 

Ver más

Cargando…
Cargando…
Cargando…

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global