GRUPO DE EXPERTAS Y EXPERTOS:

La economía de la pandemia y
protección social en América Latina

¿Cambiará el Covid-19 las reglas de juego para la protección social?

 

Reporte de la octava reunión, Julio 3 de 2020, 10:30-12:00 p.m. (horario de Nueva York)

 

Durante la octava reunión del grupo de expertos, Ugo Gentilini presentó su análisis sobre el presente y el futuro de la protección social, el cuál se basa en el seguimiento en tiempo real de las medidas de protección social que los países en el mundo han implementado como respuesta a la crisis generada por el Covid-19.

 

Las cifras

En solo tres meses se observa un aumento significativo en las medidas de protección social implementadas por los gobiernos del mundo como respuesta al Covid-19. En particular, el número de países/territorios que implementaron medidas de protección social pasó de 45 a 195 entre marzo y junio, y en este mismo periodo, el número de medidas implementadas pasó de 103 a 1,024. Estas medidas son categorizadas por Gentilini et a. (2020) como medidas de asistencia social -las cuales corresponden al 60% del total de medidas implementadas-, de seguridad social (26%) y de empleo (14%).[1] La tendencia creciente en el número de medidas implementadas se observa en casi la totalidad de regiones del mundo, siendo América Latina la segunda región más activa en la implementación de medidas luego de Europa y Asia Central.

La respuesta de protección social a la crisis se ha dado en varios frentes: (i) haciendo el acceso a los beneficios más fácil, (ii) aumentando la cobertura, y (ii) aumentando la generosidad de la transferencia. Lo anterior ha permitido que, a junio de 2020, 1.6 mil millones de personas se beneficiaran de la ampliación de cobertura de las transferencias en efectivo y en especie, y que la tasa de ampliación de las transferencias en efectivo respecto a niveles pre-Covid esté en promedio en 230% (aunque la mayoría de estos programas tiene una duración de muy corto plazo -3 o menos meses-). Asimismo, se han logrado adaptaciones significativas en las transferencias en especie, en particular, mediante la adaptación de los programas de alimentación escolar y el diseño programas para entregar alimentos, medicina, y kits de higiene a población vulnerable en áreas urbanas.

Se estima que el gasto en medidas de protección social ante el Covid-19 corresponde al 0.4% del PIB global, pero se observa una alta heterogeneidad en el gasto per cápita entre los países. Mientras los países de bajos ingresos gastan aproximadamente $1 dólar por persona, los países de ingreso medio bajo gastan $6 dólares por persona, los países de ingreso medio alto gastan $24 dólares por persona, y los países de ingreso alto gastan $123 dólares por persona.

 

Las prácticas

Los países han adoptado estrategias innovadoras para lograr una rápida implementación de las medidas de respuesta. Por un lado, se observan países que han hecho uso de sistemas de información diversos y poco tradicionales para actualizar y ampliar los registros tradicionales. Por ejemplo, asociándose con compañías de telefonía móvil o usando plataformas digitales para que las personas apliquen a los programas. Por otro lado, se observan países que han simplificado las condiciones de pago y han adaptado sus sistemas para que los beneficiarios puedan acceder a los pagos desde dispositivos móviles.

 

Reflexiones

  1. Aunque la forma y la rapidez en la que los gobiernos han respondido a la crisis sugiere que en términos de protección social estamos mejor que hace una década…
  • En países de bajos ingresos solo 1/5 de las personas en el quintil inferior están cubiertas
  • En países de ingreso medio hay 2 mil millones de trabajadores del sector informal sin protección o con protección limitada
  • En economías avanzadas los sistemas de bienestar son a menudo complejos de navegar

2. Se han creado interacciones sobre las cuales se puede construir…

  • Entre tipo de transferencias (en efectivo y en especie)
  • Entre los diferentes programas de protección social (asistencia social, seguridad social y empleo)
  • Entre los programas de protección social y los programas de gestión del riesgo de desastres
  • Entre la política fiscal y la política monetaria
  • Entre la provisión formal (pública y privada) y la provisión informal (ONGs y privada)

3.  Las decisiones sobre cuándo y cuánto escalar los programas deben estar basadas en objetividad, simplicidad, y sostenibilidad política y económica

4.  ¿Vamos hacia un nuevo equilibrio en protección social? ¿Es el aumento de provisiones permanente o solo una respuesta temporal? ¿Cuál es el nivel óptimo de la protección social?

  • El Covid-19 está abriendo espacio para innovar y repensar la protección social, y aunque no es claro si estamos en un nuevo equilibrio, la discusión sobre el financiamiento y la sostenibilidad pronto serán centrales para determinar el futuro de la protección social

 

 

[1] Las medidas de asistencia social más implementadas son: transferencias (en efectivo y en especie), exoneración o aplazamiento del pago de servicios públicos, y alimentación escolar. Las medidas de seguridad social más implementadas son: beneficios de desempleo, exoneración o subsidio de las contribuciones a la seguridad social y licencias por enfermedad remuneradas. Y las medidas de empleo más implementadas son: subsidio salarial, ajustes regulatorios laborales y capacitación laboral.

 

 

Ver más

Cargando…
Cargando…
Cargando…

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global