GRUPO DE EXPERTAS Y EXPERTOS:

La economía de la pandemia y
protección social en América Latina

Estrategias de reapertura económica

 

Reporte de la quinta reunión. Mayo 22 de 2020. 11:00-12:50 p.m. (horario de Nueva York)

El objetivo de la quinta reunión del grupo de expertos fue el de conocer a detalle la estrategia de reapertura económica seguida por Singapur, la cual fue expuesta por SM Tharman Shanmugaratnam, Ministro Senior del país. Asimismo, se aclararon dudas específicas sobre la implementación de la reapertura económica, buscando dimensionar implicaciones y viabilidad en América Latina.

 

Reapertura en medio del COVID-19

Actualmente, y luego de varios meses conviviendo con el COVID-19, se sigue sabiendo poco acerca de él. En particular, la información es limitada respecto a si habrá olas recurrentes, si será un largo período de tiempo mientras se vuelve endémico en la población, si existe una inmunidad a largo plazo, o si existirá una vacuna. Por estos motivos, no es posible predecir con certeza cuánto más durarán los bloqueos o con qué frecuencia seguirán ocurriendo, y se hace de gran relevancia entender qué están haciendo países como Singapur, en donde se está enfrentando de manera más exitosa esta crisis.

La alta incertidumbre generada por la pandemia ha permitido reafirmar el papel del estado. Pero, para mantener la confianza y credibilidad de las instituciones públicas, los gobiernos deben diseñar intervenciones de política que les permita protegerse contra el escenario más extremo. Este es, una crisis prolongada y olas recurrentes del virus que llevarían a un alto desempleo, quiebras en el sector de las PYMES, bajo crecimiento económico, desorden social, fuga de capitales y poco espacio fiscal.

Por el lado de la estrategia sanitaria, la estrategia seguida por Singapur para producir bajas tasas de infectados y muertes combina pruebas, rastreo de contactos y aislamiento. Lo primero implica la aplicación de pruebas a las personas con síntomas y a clústeres específicos. Lo segundo incluye el seguimiento de contactos, y dado que en esta etapa el tiempo es crítico, se necesita una alta capacidad administrativa. Por último, el aislamiento requiere que todas las personas infectadas se atiendan en un centro de atención médica formal, donde aquellos con síntomas leves van a centros de atención comunitaria y aquellos con síntomas graves van a hospitales. Además, que quienes estuvieron en contacto con alguien positivo hagan cuarentena en casa siguiendo la pauta de no interactuar físicamente con otras personas del hogar.

Sin embargo, mantener credibilidad y confianza en los gobiernos no se trata solo de la tarea fundamental de la asistencia sanitaria, sino también de la implementación de estrategias económicas y sociales que permitan preservar los medios de vida durante la crisis, y que se enfoquen en abordar problemas estructurales que se han descuidado durante largo tiempo como son el aumento de las desigualdades y la baja inversión en bienes públicos. Específicamente, en el caso de Singapur, las transferencias en efectivo han sido de gran importancia en el corto plazo, pero la preservación y creación de empleo han tenido mayor relevancia en el corto y mediano plazo.

Por un lado, las transferencias en efectivo se diseñaron para ser temporales y se han implementado en dos fases, la primera a través de una transferencia universal y la segunda a través de un subsidio al desempleo para trabajadores formales, informales e independientes. Por otro lado, se ha propiciado la preservación del empleo mediante apoyos a los empleadores y la creación de empleos temporales. El objetivo central de esta política es el de permitir que las personas se sientan útiles y relevantes en medio de la incertidumbre, incluso cuando estos no sean trabajos que sobrevivan a la nueva realidad.

Ante las demandas económicas y sociales actuales, y debido a la falta de recursos de los gobiernos, es fundamental encontrar formas en las que, en casi todas las áreas de bienes públicos, se atraiga inversión por parte del sector privado. En este sentido, el papel del sector público deber ser el de mitigar el riesgo para el sector privado. Adicionalmente, los gobiernos deberían utilizar la crisis para crear sistemas tributarios más justos y que generen incentivos a favor de empresas y actividades más sostenibles.

 

Estrategia para la reapertura

Debido a la alta incertidumbre y a que mantener por un largo periodo las reglas extremas de distanciamiento social se hace difícil en cualquier país, pero especialmente en los países en desarrollo, se deben desarrollar un sistema sólido de pruebas, rastreo de contactos y aislamiento que permitan evitar los bloqueos extensivos cada vez que llegue una nueva ola del virus. En Singapur, esta estrategia se basa en contener y suprimir la propagación de infecciones lo antes posible, lo cual dista de manera importante de la estrategia de inmunidad de rebaño,[1] e incluye:

  • Diagnóstico sindrómico: dado que las pruebas son escasas en todo el mundo, los profesionales de atención primaria apoyan el sistema de pruebas mediante la identificación de los síntomas que son similares a los del COVID.
  • Concentrarse en los puntos de vulnerabilidad: controlar los clústeres en donde se pueden generar brotes antes abrir por completo.
  • Crear conciencia pública: incentivar a que la sociedad sepa cómo reaccionar ante una pandemia sin esperar a que el gobierno haga cumplir las reglas (usar máscaras y aplicar distanciamiento social).
  • Distinguir entre sectores económicos: apertura progresiva según sectores económicos, empezando primero por aquellos sectores que son más intensivos en capital y aquellos con menos interacción personal.
  • Abrir las escuelas progresivamente: las cohortes mayores pueden asistir a las escuelas con una nueva distribución de espacio en el aula. El resto de los estudiantes están bajo un sistema que combina aprendizaje en el hogar y en el aula, en el cual los estudiantes solo asisten a la escuela algunos días, pero que permite una interacción directa con los maestros -con lo que se benefician en mayor medida los niños vulnerables-.
  • Fases para los viajes internacionales: la regulación actual requiere que quienes ingresan al país se sometan a una cuarentena de 2 semanas en un hotel, sin embargo, esta estrategia no es viable para viajes de negocio y por lo tanto se busca crear “burbujas de viaje” o corredores de viaje con países con una difusión comunitaria muy baja del virus. Una próxima fase se basa en innovación tecnológica que permita la aplicación de pruebas con resultados más rápidos.

 

 

 

[1] La estrategia de inmunidad de rebaño tiene tres problemas centrales: i) no se sabe aún si existe inmunidad al virus -quizás a corto plazo-, ii) la capacidad para controlar una propagación gradual del virus no es posible y las fallas afectan principalmente a los más vulnerables, iii) los sistemas de atención médica tienen una capacidad muy limitada (UCI, ventiladores, etc.) y no pueden hacer frente a un número muy alto de personas infectadas y fatalidades.

 

 

Ver más

Cargando…
Cargando…
Cargando…

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global