Lenni Montiel: discurso en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible

18-abr-2018

Foto cortesía: CEPAL

Estimadas Alicia Bárcena, y Lara Blanco, representantes de gobiernos y de la sociedad civil, es un placer compartir con ustedes este panel.

Este es un excelente momento para hacer una pausa y reflexionar sobre lo que tenemos que hacer para no dejar atrás a las niñas y a las mujeres en la implementación de los ODS.

11 países en América Latina y el Caribe han presentado informes voluntarios sobre implementación de los ODS, donde se ven las oportunidades y los retos para alcanzar las metas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

América Latina y el Caribe ha sido escenario de logros inéditos. Entre 2003 y 2013, 72 millones de personas salieron de la pobreza de ingresos y 94 millones ingresaron a la clase media, y un 49,4% de la población experimentó una movilidad ascendente.

Sin embargo, para las mujeres y las niñas el progreso fue muy desigual Aunque los mercados laborales y la educación fueron los grandes motores para salir de la pobreza en la década pasada, solamente el 49% de las mujeres participan en el mercado laboral versus 76% de los hombres y el 54 % de las mujeres trabajan en el sector informal, con poca o sin protección social e ingresos más bajo.

Las mujeres dedican un promedio de tres veces más de tiempo que los hombres al trabajo no remunerado de cuidados y del hogar. Esto restringe la calidad de la inserción laboral de las mujeres y su generación de ingresos en los hogares.

En la región enfrentamos una tasa de violencia por pareja intima del 29.8%. y unas alarmantes tasas de femicidio, sobre todo en países como Honduras y El Salvador donde han habido solo en 2016 446 femicidios y 371 respectivamente. 

A pesar de marcos legales que favorecen la paridad solo el 28.8% de las mujeres presencian los parlamentos nacionales en AL y 16,9% en el Caribe. Estas cifras son aún más preocupantes a nivel local donde contamos con solo 13.4% de mujeres alcaldesas electas.

En el PNUD trabajamos la agenda 2030 mediante un enfoque integral que nos permite abordar las múltiples dimensiones de la pobreza. Nuestro esfuerzo está dirigido a que la igualdad de género sea un hilo conductor y acelerador en todo el trabajo que hacemos, con todos los actores. La evidencia sobre brechas de género es clara: hay que priorizar a las mujeres y las niñas para no dejar a nadie atrás.

En el PNUD sabemos que para la efectiva implementación de la Agenda 2030 se requiere una Alianza Global para el Desarrollo Sostenible, enfocada en las poblaciones más vulnerables. Queremos ser efectivos en esta alianza y capitalizar en nuestras ventajas comparativas.

Nuestro nuevo Plan estratégico (que está completamente alineado con los ODS), contiene un objetivo sobre empoderamiento de la mujer y un fuerte componente de género en sus 6 “signatures solutions”. La nueva política de paridad aborda la igualdad y paridad dentro de la organización para asegurar que nosotros caminemos a la par de nuestras contrapartes en los cambios requeridos para integrar género en los ODS.

Trabajamos con gobiernos y el sistema de naciones unidas, para aumentar el liderazgo, la visibilidad y los recursos para la igualdad de las mujeres y las niñas. Para estos efectos:

  • Tenemos un programa importante de transversalizacion y aceleración de género en los ODS con equipos inter-disciplinarios enfocado al desarrollo de conocimiento sobre género y pobreza multi-dimensional, y la inclusión de género en los diálogos políticos sobre ODS.
     
  • Trabajamos con el sector público y privado, para el diseño y la implementación de políticas que favorezcan la participación de las mujeres al mercado laboral y se desarrollen políticas nacionales de cuidados y de protección social sensibles al género.
     
  • Hacemos abogacía por un aumento significativo de la inversión y el financiamiento para la igualdad de género a partir de nuestro trabajo interagencial en los procesos MAPS, donde identificamos prioridades y desarrollamos hojas de ruta con los gobiernos para la implementación de los ODS que incluyen al menos una dimensión de género como acelerador;
     
  • Apoyamos la recopilación y uso de datos para abordar las brechas de género en políticas sectoriales en temas de pobreza, violencia, participación política, justicia y seguridad.
     
  • A nivel territorial, promovemos COMBOS de política pública que promueven intervenciones multidimensionales dirigidas a   mujeres con más alta vulnerabilidad.

En la medida en que las mujeres y las niñas cuenten con mayores tasas de pobreza, mayores vulnerabilidades económicas, mayores cargas de trabajo no remunerado, violencia en el hogar y en la calle y una falta de poder político, el principio rector de “no dejar a nadie atrás” apuntará inevitablemente a la necesidad de abordar estas exclusiones duras para empoderar a las mujeres y niñas como elementos centrales en la estrategia para lograr el desarrollo sostenible.

Nuestra apuesta está dirigida a visibilizar estas desigualdades y promover acciones concretas que permitan eliminar factores que socavan las autonomías políticas, físicas y económicas que viven cotidianamente las mujeres y las niñas.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe