En Honduras, a pesar de los avances en materia de seguridad y prevención de la violencia entre 2005 y 2017 se registraron más de 5000 casos de feminicidio. Foto: Archivo PNUD

Tegucigalpa, Honduras, 13 febrero 2019. Honduras se convirtió en el primer país del mundo en lanzar la Iniciativa Spotlight, impulsada por la Unión Europea y Naciones Unidas, con el fin de ayudar a que mujeres y niñas vivan libres de violencia.

El lanzamiento de la iniciativa el día hoy representa un hito y marca el comienzo del trabajo que llevará a cabo Spotlight en la región y a nivel mundial. En América Latina y el Caribe la iniciativa también financiará programas nuevos en Argentina, El Salvador, Guatemala y México, a fin de ayudar a las mujeres y las niñas a vivir una existencia libre de violencia y de erradicar el femicidio en Latinoamérica, donde se estima que una en cada tres mujeres ha sido víctimas de violencia física y/o sexual por parte de su pareja íntima.

En América Latina se encuentran 14 de los 25 países con las tasas más altas de femicidio del mundo. En Honduras, a pesar de los avances en materia de seguridad y prevención de la violencia entre 2005 y 2017 se registraron más de 5000 casos de feminicidio, según datos del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUNDPAS), registrando una de las tasas más altas de femicidio en la región de América Latina.

“Como Sistema de Naciones Unidas planteamos un abordaje integral y complementario entre las distintas Agencias, Fondos y Programas de Naciones Unidas para erradicar la violencia hacia las niñas y mujeres. Un esfuerzo que podremos realizar bajo el liderazgo del Gobierno y con el acompañamiento de la sociedad civil. Estamos comprometidos a mejorar los derechos de las mujeres y las niñas, ayudándolas a vivir vidas libres de violencia, condición básica para avanza hacia la igualdad de género y un desarrollo sostenible. Tal como impulsa la Agenda 2030, de la cual todos formamos parte y somos responsables.”, afirmó Igor Garafulic, Coordinador Residente de Naciones Unidas en Honduras”

Con una inversión inicial de 8 millones de dólares, el programa desarrollará actividades específicas en los municipios que presentan un alto número de femicidios y pretende promover un abordaje integral y multidimensional de la violencia contra las mujeres y niñas y femicidios, así como un enfoque preventivo y predictivo que favorezca la reducción de las vulnerabilidades, especialmente entre aquellos colectivos y personas que están expuestas a mayores riesgos o a formas específicas de violencia por sus múltiples identidades o condiciones.

“Esta iniciativa reafirma nuestro compromiso para la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas para el año 2030. Reiteramos el compromiso de la Unión Europea para trabajar con autoridades y organizaciones de sociedad civil en Honduras para actuar contra las raíces del feminicidio. Para ello es necesario aunar esfuerzos y así lograr marcar una diferencia no solo en las vidas de las mujeres, sino también en la de los hombres y toda la sociedad", afirmó Henriette Geiger, representante de la Unión Europea en Honduras.

El evento en Honduras contó también con expertas del Gobierno y de la sociedad civil quienes compartieron en un panel y llamaron a la reflexión sobre los desafíos alrededor del trabajo en la erradicación de la violencia hacia las niñas y mujeres. Ellas abordaron los temas de fortalecimiento de un marco jurídico y normativo propicio, la relevancia de contar con instituciones eficaces y coordinadas, la necesidad del acceso a datos estadísticos de calidad para políticas y programas basados en evidencia y la importancia de la transformación de normas sociales y comportamientos individuales que sustentan la violencia.

En la región, PNUD se ha aliado con ONU Mujeres, UNFPA, UNICEF y otras agencias asociadas, en un trabajo que se centra en la eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas y en particular la lucha contra el femicidio, a través fortalecimiento e implementación de legislaciones y políticas públicas, el trabajo con instituciones del Estado para mejorar su respuesta; la prevención a través de programas y campañas basadas en la evidencia, el establecimiento de servicios esenciales para víctimas y sobrevivientes; la recopilación y uso de datos sobre prevalencia e incidencia de casos de violencia contra las mujeres y niñas y femicidios de calidad, desagregados y comparables; y el trabajo y fortalecimiento de organizaciones de la sociedad civil en su trabajo en la eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas y el femicidio.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global