PNUD: millones de latinoamericanos en riesgo de recaer en la pobreza; nuevas políticas públicas son clave para evitar retrocesos

26-sep-2016

Los factores que inciden en la salida de la pobreza son distintos a lo que previenen que los latinoamericanos vuelvan a recaer en ella. Foto: PNUD

Bruselas, 26 de septiembre, 2016 - La principal amenaza para el progreso en América Latina y el Caribe es la recaída de millones de familias en la pobreza. La ralentización económica es parte de la historia, pero no la única causa de este retroceso ", dijo la Asistente del Secretario General de las Naciones Unidas y Directora Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faieta, en la presentación del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD (HDR ) para América Latina y el Caribe, organizado por la Dirección General de la Comisión Europea para la Cooperación y el Desarrollo Internacional.

El informe titulado “Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso” destaca recomendaciones clave sobre políticas dirigidas a avanzar y evitar retrocesos en los ámbitos social, económico y ambiental. En el reporte, el PNUD manifiesta especial preocupación por las 25 a 30 millones de personas —más de un tercio de la población que salió de la pobreza en la región desde 2003— que corren riesgo de recaer en la pobreza. Muchos son jóvenes y mujeres con inserción laboral precaria en los sectores de servicios de la región. Forman parte de un grupo mayor de 220 millones de personas (38% de la población, o casi dos de cada cinco en la región) que son vulnerables: oficialmente no son pobres (viven con menos de US $4/día), pero lograron ascender a la clase media (que vive con más de $ 10/día).

Según el informe, los factores que inciden en la salida de la pobreza son distintos a lo que previenen que los latinoamericanos vuelvan a recaer en ella. En la década pasada, los mercados laborales y la educación fueron los grandes motores para dejar la pobreza. Sin embargo, es fundamental que las políticas publicas de nueva generación fortalezcan los cuatro factores que impiden retrocesos: protección social, sistemas de cuidado, activos físicos y financieros (como un auto, casa propia, cuenta de ahorro o dinero en el banco que actúan como ‘colchones’ durante las crisis), y calificación laboral. “Estos elementos clave componen lo que el IDH denomina canastas de ‘resiliencia’, que es la capacidad de absorber shocks y prevenir retrocesos, lo que es fundamental para la región en este momento de ralentización económica”, aseguró Jessica Faieta.

El IDH hace un llamado para repensar el modelo latinoamericano de progreso hacia un concepto multidimensional, en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y que trascienda el uso del ingreso per cápita, el ritmo del crecimiento económico y el Producto Interno Bruto (PIB) como criterios privilegiados para medir el nivel de desarrollo. El crecimiento económico solo no basta. Nada que disminuya los derechos de las personas y comunidades o que amenace la sostenibilidad ambiental puede ser considerado progreso, resalta el informe.

#MásQueIngreso

Acerca del IDH Regional: Este tercer Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe es una publicación con independencia editorial del PNUD. Este informe ha sido elaborado con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Participan del Consejo Asesor del informe más de 20 autoridades entre ministros, senadores y académicos. La segunda parte de este mismo informe, el Informe sobre Desarrollo Humano para el Caribe, con especificidades y recomendaciones para el Caribe de habla no hispana, fue lanzado en julio de 2016.

Recursos - Sitio web del PNUD en la región latinamerica.undp.org Informe masqueingreso.org | Baje nuestro APP Más que Progreso en Google/Playstore y Apple/iTunes | | Fotosflickr.com/undplac | Twitter @UNDPLAC | Facebook.com/undplac

Contactos

En Bruselas: Ludmila Tiganu, Especialista de Comunicaciones, ludmila.tiganu@undp.org

En Nueva York: Marcela Barrientos, Especialista de Comunicaciones, Marcela.barrientos@undp.org

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe