Parlamentarios indígenas de la región firman Declaración en Panamá para avanzar en materia de legislación indígena

29-abr-2016

El encuentro contó con más de 100 asistentes con el objetivo de avanzar en la implementación de los derechos indígenas. Foto: Nuria López / PNUD

Panamá, a 29 de abril de 2016.- El “I Congreso de parlamentarios indígenas de América” ha finalizado el día de hoy con la firma de una Declaración que servirá como compromiso y hoja de ruta para avanzar en la implementación de los derechos indígenas en la región. Esto significa, promover marcos legislativos que aseguren el cumplimiento y la implementación de los derechos indígenas como lo relacionado con su representatividad en la política y otras esferas, derechos territoriales, acceso a los servicios públicos, la inclusión y no discriminación en los diferentes sectores de la economía, garantizar su inclusión en la implementación de la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible, garantizar el cumplimiento de consulta previa, o el cumplimiento de otros compromisos alcanzados previamente como los de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas de 2014, entre otros.

Irune Aguirrezabal, Asesora regional de Liderazgo y Participación Política de la Oficina Regional de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) manifestó en su intervención que  “Las mujeres deben participar de forma activa tanto en el seno político como también el comunitario para promover cambios culturales en sus comunidades”. Además que “Todos los niveles del Estado deben trabajar para la equidad, pero más allá de la escena legislativa o ejecutiva. También en el ámbito de nuestro día a día, como por ejemplo la conciliación personal y laboral”. Acabó su intervención haciendo un importante llamado “No puede haber democracia paritaria sin representatividad de género y de la diversidad cultural”.

Así mismo, la diputada del Parlamento Indígena Evelyn Patricia Aburto, indicó que “Las mujeres somos excluidas de las decisiones que afectan a nuestra familia y nuestro bienestar, e incluso del acceso a servicios como la educación”. Manifestó que “Se continúan aplicando estereotipos, y las mujeres seguimos sufriendo estructuras patriarcales que promueven relaciones de desigualdad, la mujer es vista como seres inferiores e incapaces relegadas únicamente a las labores del hogar”. Añadió alentó a los participantes a “seguir luchando contra estos estereotipos y para lograr la equidad en los espacios de políticos, de decisión y poder, e incluso en sus propias comunidades donde las mujeres también sufren discriminación”.

El diputado Amílcar Pop indicó que “Los grandes debates sobre tierras, recursos naturales y de derecho de consulta, son para que los indígenas tengan un espacio en el debate económico” y que “Los pueblos indígenas reivindican ser considerados sujetos de derecho, autonomía y cumplimiento de sus derechos económicos y sociales”. Reivindicó que “La igualdad se basa en el respeto pleno de la dignidad humana que pasa por el respeto por las diferencias y la diversidad”.

José Arturo Santos del Programa Colaborativo de las Naciones Unidas para la Reducción de Emisiones de la Deforestación y Degradación de Bosques en Países en desarrollo (ONU REDD), indicó que “Las políticas deben reflejar el pluralismo de las visiones culturales que enriquecen la región para responder realmente a las necesidades diferenciadas de sus pueblos” y reivindicó que “Los pueblos indígenas deben ser más que partícipes de la decisión, deben ser artífices de su desarrollo”. Además, que “la participación de los indígenas es una obligación para defender los recursos naturales de un sistema económico que arriesga su sostenibilidad” y que “La falta de financiación no permite implementar los marcos legales que se han conseguido para el cumplimiento de los derechos indígenas”.

La reunión ha finalizado en una Declaración que pueden encontrar adjunta a la nota.

Durante las dos jornadas que duró el evento, se realizaron intercambios en cinco paneles de discusión organizados en cinco temáticas: 1) Seguimiento a los compromisos alcanzados en la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas de 2014; 2) la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible; 3) la COP 21 y el cambio climático y su efecto en los pueblos indígenas; 4) la participación de las mujeres indígenas; y 5) los derechos indígenas, la consulta previa y la gobernanza territorial.

Un total de 15 parlamentarios han participado representando los países de Bolivia, Guatemala, Honduras, Mexico, Nicaragua y Panama. La agenda del evento con los panelistas invitados se encuentra adjunta en esta nota. Cabe destacar del día de hoy Irune Aguirrezabal Quijera, Asesora Regional de Liderazgo y Participación Política, Oficina Regional del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM, UNWOMEN) en las Américas y el Caribe o el diputado Amílcar de Jesús Pop Ac, Jefe de Bancada WINAQ, Congreso de Guatemala.

Contexto

El evento ha tenido lugar en el contexto de la reciente (septiembre de 2015) aprobación de la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 adoptada por Estados Miembros de la ONU que plantea el reto de no “dejar a nadie atrás” y de luchar contra las desigualdades en materia de desarrollo humano, y también tras la Cumbre sobre el Clima de Paris (2015). Teniendo en cuenta las líneas de trabajo que salen del documento final de la Cumbre Mundial de los Pueblos Indígenas (CMPI), de la Declaración adoptada durante la “Conferencia Parlamentaria Internacional sobre los parlamentos, las minorías y los pueblos indígenas: participación política efectiva” realizada en Chiapas, México (2010), y de la Declaración de Santa Cruz de la Sierra (2014) co-organizada por la Unión Interparlamentaria y la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, el Parlamento Indígena de América (PIA) se propuso organizar el “I Congreso de Parlamentarios Indígenas de América” para discutir sobre los avances y desafíos en materia de la promoción e implementación de los derechos humanos de los pueblos indígenas a nivel legislativo.

Parlamento Indígena de América (PIA)

El Parlamento Indígena de América (PIA) se constituye en 1988, en medio de una ola de creación de Parlamentos Regionales en América Latina, por lo que su creación se puede atribuir a la confluencia de dos tendencias que en ese momento recorren el continente: una es la emergencia e intensificación del movimiento indígena y, la otra, la generación de procesos de integración regional latinoamericana, que ensayan la experiencia parlamentaria. Actualmente tiene 18 países miembros: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El PIA es un organismo continental y supranacional, permanente, donde los Parlamentarios Indígenas de América discuten, dan a conocer los problemas que afectan a los indígenas y proponen medidas adecuadas para la superación de los mismos. Representa a los pueblos indígenas del norte, del centro y del sur del continente y está conformado por los legisladores/as indígenas que forman parte de los órganos legislativos de los países de América. Tiene su espacio institucional natural en el ámbito del sistema indígena interamericano y forma parte, por tanto, del conjunto de instituciones multilaterales. El PIA promueve la libertad, la paz, la justicia, la equidad de género, el respeto por los derechos humanos, el bienestar y el desarrollo en beneficio de los Pueblos Indígenas de América y la legislación favorable a los mismos.

Información de contacto

Parlamento Indígena de América : Valerio Abrego Jiménez, valerioabregojimenez@hotmail.com

Asamblea Nacional de Panamá: Francilino Díaz, Jefe de Prensa  fdiaz@asamblea.gob.pa  

PNUD: Nuria López, Especialista de Comunicación para Gobernabilidad y consolidación de la paz. Centro Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, nuria.lopez@undp.org

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe