Cooperación entre Brasil y África promueve el desarrollo del sector algodonero

22-dic-2016

El Proyecto Cotton 4+Togo reúne a expertos brasileños y africanos para optimizar la producción y compartir experiencias. Foto: Fabiano Joseph Perina / EMBRAPA

Benín es un país de África occidental con una población de aproximadamente 9 millones de habitantes y un PIB de $ 8,3 millones. Para generar alrededor del 10% del PIB del país, la mayor parte de la población trabaja en la producción de algodón en las zonas rurales, un producto estratégico para la región.

Otros países de África tienen una situación similar a la de Benín, como Burkina Faso, Chad y Malí. "Más de 10 millones de personas en la región dependen directamente de la producción de algodón, y otros millones se ven afectados indirectamente por los problemas que enfrenta el sector, que pasa por muchos desafíos nacionales e internacionales", dice el Oficial de Cooperación Sur-Sur del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Brasil, Daniel Furst.

Brasil, líder mundial en la tecnología de siembra directa de algodón, puso en marcha en 2009 un proyecto de Cooperación Sur-Sur con esos cuatro países africanos, con el fin de optimizar el desarrollo tecnológico de la producción de algodón en África y empoderar a los agricultores y líderes comunitarios.

El proyecto es resultado de una alianza entre la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), vinculada al Ministerio de Relaciones Exteriores, la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), los Gobiernos de los cuatro países africanos -agrupación conocida como Cotton-4 – y el PNUD.

Brasil presentó a África un modelo de cooperación para un proyecto que pudiera ser diseñado en conjunto con los otros países. “El modelo de cooperación brasileña es diferente, es concebido junto con los países socios", afirma el responsable administrativo y financiero del proyecto Cotton-4, Boubacar Diombama.

Además del intercambio de experiencias, a través del proyecto se llevó a cabo la modernización tecnológica de la producción de algodón en África.

La transferencia de tecnología implicó también una serie de estudios en otras áreas, como la social y cultural. “¿Cómo transferir la tecnología en un país con una cultura completamente diferente, con distintos dialectos e idiomas locales? Se tuvo una preocupación por la sociedad, para poder generar algo que mejorara sus condiciones de trabajo y calidad de vida”, dice el coordinador del proyecto para Embrapa, José Geraldo Di Stefano.

El proyecto tiene cuatro pilares de sostenibilidad: socio-cultural, económico, tecnológico y ambiental. La transferencia de tecnología es esencial para proporcionar una mejor calidad de vida a los productores y agricultores locales, principalmente para reducir el tiempo que permanecen en el campo. "En el verano las temperaturas alcanzan los 67º C, es allí donde la tecnología juega un papel determinante para que las personas mejoren sus condiciones", asegura Di Stefano.

La incorporación de tecnología apunta al mejoramiento genético, el manejo integrado de plagas y siembra directa sobre la cobertura vegetal. Estas técnicas buscan reducir los impactos en el medio ambiente y al mismo tiempo contribuir a la reducción de la pobreza y el desarrollo humano local.

La primera fase del proyecto concluyó en 2013. Ese año y de forma excepcional se produjeron en Malí dos toneladas de algodón por hectárea y el rendimiento máximo alcanzó las seis toneladas. La producción media por hectárea es de 800 kilos a una tonelada.

Entre otros resultados del proyecto destacan la revitalización de la Estación Experimental Sotuba en Malí, centro regional de investigaciones agrícolas, la difusión de la producción científica con un enfoque en el crecimiento socio-económico de las comunidades, el acceso de los pequeños agricultores a técnicas que fortalecen la cadena de producción de algodón y el desarrollo de buenas prácticas y técnicas agrícolas. En total, se llevaron a cabo 21 capacitaciones que formaron a 425 técnicos.

La segunda fase de la iniciativa incluyó a Togo como socio de la cooperación, conformando el Cotton 4+Togo, y comenzó a implementarse en 2014. En esta etapa se espera contar con la participación activa de todos los países miembros, especialmente para compartir los resultados y experiencias de la primera fase del proyecto. "El proceso ha sido de aprendizaje para todos. Hemos tenido un gran avance al trabajar de manera participativa y horizontal con los países e ir construyendo juntos este aprendizaje durante el proceso de transferencia de conocimiento", afirma Nelci Perez Caixeta, Coordinadora del Proyecto en África, Asia y Oceanía de ABC.

Debido al éxito de la iniciativa Cotton-4, otros dos proyectos de cooperación entre Brasil y África en la industria del algodón se han puesto en marcha. Uno es un proyecto regional para fortalecer el sector del algodón en las cuencas bajas de Shire-Zambezi, incluido Malawi y Mozambique; y el algodón Victoria, con Burundi, Kenia y Tanzania como socios.

En 2016, la iniciativa recibió el segundo premio "Premio S3" de Cooperación Sur-Sur para el Desarrollo Sostenible, organizado por el PNUD. El proyecto de cooperación de Brasil fue uno de los cuatro ganadores del premio, en el que participaron 33 proyectos de 19 países de América Latina y que buscaba mostrar y reconocer las mejores prácticas en la Cooperación Sur-Sur a fin de promover más y mejores iniciativas.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe