En Colombia ya se RESPIRAPAZ, ONU Colombia lanzó gran campaña por la cultura de paz

17 jul 2014

imageLANZAMIENTO CAMPAÑA RESPIRA PAZ. FOTO: CINU BOGOTÁ

“ Tome aire por la nariz, mantenga la respiración por cuatro segundos y luego exhale suavemente”.

Estos segundos a veces pueden hacer la diferencia entre el diálogo y la confrontación, incluso entre la vida y la muerte. Por eso ONU Colombia lanzó la campaña RespiraPaz, una iniciativa que busca ayudar a generar en el país una cultura que reconstruya un tejido social que se ha visto afectado por tantos años de conflicto armado.
 
Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, envió un mensaje para la campaña: “Si cada uno de ustedes puede Respirar Paz, Colombia puede RespirarPaz".

“Para lograr la paz un acuerdo de paz es fundamental, pero no es suficiente; también es necesario un ambiente propicio a la paz, en el que la sociedad esté dispuesta a dejar atrás las anteriores maneras de pensar y de actuar, a la vez producto y nutriente del conflicto”, señaló Fabrizio Hochschild, coordinador de la ONU en Colombia y representante del PNUD durante el lanzamiento de esta iniciativa en el Planetario de Bogotá.
 
El objetivo de la campaña es aportar a una cultura de paz, “abonar el terreno social para que un acuerdo en La Habana pueda echar raíces y florecer en Colombia”, dijo el Coordinador de la ONU, quien recordó cómo entre las estadísticas menos reconocidas del conflicto está su impacto en el tejido social: “Aunque el conflicto tiene lugar en solamente diez por ciento del territorio, las rupturas en el tejido social son más amplias y se evidencian en las confrontaciones y violencia en la vida cotidiana como, por ejemplo, las personas que resultaron muertas durante las celebraciones de los triunfos de la Selección Colombia en el pasado mundial”,  dijo.
 
La campaña parte del ejercicio más básico del ser humano, respirar.  Respirar profundo es una manera de controlar los sentimientos es impedir que la rabia, el rencor y el odio nos dominen. “Quizás esto suena demasiado obvio pero a veces lo que es más obvio, es lo que más nos escapa nos escapa”, precisó Hochschild.
 
RespiraPaz fue elaborada gracias al apoyo financiero del Fondo de Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz y, previamente, al apoyo del gobierno de Noruega que financió la pre-campaña “La paz es mía” a finales del año pasado. El trabajo creativo es de la agencia de publicidad Sancho BBDD, e incluye comerciales, una radio novela y un comic para niños y niñas. Estará presente en los sistemas de transporte masivo en las principales ciudades y cuenta ya con una canción de Bomba Estéreo.  Además cines itinerantes que recorrerán Norte de Santander, Nariño, Antioquia, Córdoba, Meta y Vichada mostrarán a las comunidades la película colombiana Mateo.
 
De acuerdo con Hochschild, si bien la reparación del tejido social toma tiempo, un primer paso es valorar debidamente la paz no tanto desde la óptica  de un proyecto político, sino como un logro indispensable para el desarrollo humano pleno de cada miembro de la sociedad y del país: desacuerdos, controversias y discusiones son inevitables; sin embargo, una cultura de paz implica saber expresar y resolver esas diferencias sin ni a la violencia física, ni a la violencia de palabra.
 
“Las guerras tienen muchas causas  -políticas, económicas y sociales, entre otras - pero se perpetúan gracias a una energía destructiva infinitamente auto-renovable: el odio que cree el odio, el miedo que produce más miedo, la desconfianza que nutre más desconfianza; la reconstrucción del tejido social implica romper con la lógica destructiva y promover la creación de una relación de confianza  y de aceptación mutua entre las y los ciudadanos, y entre los ciudadanos y el Estado”, indicó el Representante del PNUD.
 
 
Claudia Rujeles, líder y gestora social, contó durante el lanzamiento de RespiraPaz cómo fueron muchos los momentos en que ante la situación de su esposo Alan Jara, hoy gobernador del Meta y quien por 7 años estuvo secuestrado por las FARC-Ep, estuvo a punto de actuar impulsivamente. Pero detenerse a sopesar consecuencias, respirando antes de actuar, le permitió reaccionar constructivamente. “Por lo general decisiones trascendentales se piensan; pero la vida está llena de cotidianidad y es ahí donde esta campaña tiene su fortaleza y encuentra su mejor aplicación”.
 
La señora Rujeles recordó a los asistentes la difícil situación en muchos territorios colombianos donde el conflicto armado ha sido una constante a lo largo de décadas: “Hay que superar el miedo que genera en nosotros tantos años de conflicto, perder la anti-cultura del atajo, vencer los niveles de intolerancia que la cotidianidad y los agites de la modernidad generan en nuestro comportamiento”, explicó, al señalar cómo este proceso es aún más difícil en las regiones porque además de las heridas que se deben sanar el conflicto aún está presente.
 
“Todos queremos ayudar y esta campaña permite llenar ese vacío imaginario de cómo participar activamente: la actitud es vital en la construcción de una Colombia en paz. Colombia RespiraPaz es posible si entre todos lo hacemos” finalizó Claudia Rujeles.
 
También estuvo presente en el evento el sacerdote jesuita Francisco De Roux quien enfatizó en el rol de la paz en cada ser humano: “La paz debe salir de lo más profundo de los corazones, la paz es espiritual, es un valor humano, es una afirmación moral y una dimensión ética: la paz es una celebración. En esta campaña hay un llamado a todos a conectarnos con lo más profundo, un llamado que es también para quienes están en la guerra, para que dejemos que entre todos acontezca el amor, el perdón, la reconciliación”.
 
RespiraPaz se suma a muchos esfuerzos de otros colombianos que, como en Reconciliación Colombia, desde lo individual, lo institucional, el arte, lo comunitario, buscan el reconocimiento de valores cívicos.