Guatemala: café con espíritu de mujer

woman producing coffee in Guatemala
MUJERES DE LA COMUNIDAD DURANTE LA ENTREGA DE LOS PULPEROS. FOTO: JESÚS VILLATORO / PNUD GUATEMALA.

Sonia Leticia Recinos Pérez es miembro de la Unión de Pequeños Productores de Café (UPC), con sede en el municipio de La Democracia, en el Departamento de Huehuetenango. La UPC agrupa a 140 socios, de los cuales 49% son mujeres. Junto a 68 trabajadoras, Sonia ha sido parte del esfuerzo y liderazgo que dio vida al Café Teresa, una historia que remonta a su infancia y que llega hasta los hogares y restaurantes de Estados Unidos que sirven y degustan su café.

Sonia describe al Café Teresa como un “café de excelente calidad, proveniente de parcelas que deben cumplir con muchos requisitos en el proceso de beneficiado húmedo del café, libre de cualquier contaminación, y lo más importante, producido 100 % por mujeres”.  Por esta razón decidieron adoptar el lema ‘café con espíritu de mujer’.

“Aquí vivimos una cultura de café”, explica Sonia. Desde pequeña conoció a través de su padre, y éste de su abuelo, el proceso de siembra, cuidado, limpieza, cosecha, tostado, maquilado y venta del café.  “Sin embargo –relata- en el pasado no había organización colectiva, y ahora con la asociación de productores puedo acceder a servicios y procesos, como la certificación de Mayacert y Rainforest Alliance, de manera que con otras pequeñas productoras podamos suplir una demanda sostenida y exportar."

Aspectos destacados

  • El Programa, apoyado por el PNUD, trabaja con la Secretaría de Planificación Estratégica –SEGEPLAN- y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación – MAGA.
  • Se han llevado en la comunidad a cabo actividades de capacitación en aspectos productivos, fortalecimiento organizacional y encadenamientos empresariales.
  • La iniciativa cuenta con un presupuesto de $3.750.000 financiado por el gobierno de Italia.
  • 858 hectáreas produjeron 16.347 quintales de oro verde de café certificado convencional y orgánico ha sido exportado a Suiza, Estados Unidos y España.

El Programa de Apoyo a la Gobernabilidad Democrática, al Desarrollo Territorial y Económico Local –PRODEL- del PNUD trabaja con la Secretaría de Planificación Estratégica –SEGEPLAN- y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación –MAGA- para fortalecer sus capacidades de promover la planificación del desarrollo territorial rural mediante la implementación del Sistema Nacional de Planificación y la formulación de Planes de Desarrollo.


El PNUD apoya a cinco asociaciones de pequeños caficultores en nueve municipios del Departamento de Huehuetenango y en tres municipios del Departamento de Quiché, en el altiplano guatemalteco, beneficiando directamente a 1.222 asociados, a sus familias y comunidades, e indirectamente a una población de 372.899 habitantes de los 12 municipios. En total, 858 hectáreas produjeron 16.347 quintales de oro verde de café certificado convencional y orgánico destinado a la exportación y comercializado en Suiza, Estados Unidos y España.  


Jesús Villatoro, Coordinador de PRODEL, explicó que el programa “busca poner a disposición de pequeños productores la asistencia técnica necesaria y los canales para acceder a buenas prácticas, equipo, crédito y  mercados para que alcancen ventajas competitivas con la finalidad de brindar los mejores beneficios económicos, productivos, sociales y ambientales”.

PRODEL ha brindado herramientas para abordar las dificultades que existían en la producción del café de los miembros socios provenientes de La Democracia, San Pedro Necta y La Libertad. El programa llevó a cabo actividades de capacitación en aspectos productivos, fortalecimiento organizacional y encadenamientos empresariales.

Julio Martínez, Oficial de Programa del PNUD, comentó que “el programa se ha inspirado en el modelo de desarrollo local italiano, donde se llevan a cabo pactos territoriales que potencian las posibilidades de los pequeños productores para crear encadenamientos basados en economías de escala”.

AGEXPORT y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura –IICA- han participado transfiriendo conocimientos para el fortalecimiento empresarial y el desarrollo de las agro-cadenas.  El Centro de Estudios de Política Internacional de Roma –CeSPI-, por otro lado, sirve de puente entre Italia y Guatemala para fortalecer las metodologías y buenas prácticas del desarrollo económico territorial rural.   

“El cultivo es todo un arte”, explica Sonia. “Las acciones del programa, incluyendo el Centro de Acopio, vienen a fortalecernos, pues nos ayudan a abrir una ventana para nuestros municipios, para que Guatemala y el mundo conozcan el café con espíritu de mujer”, agregó.

La inauguración del Centro de Procesamiento y Almacenamiento de Café marcó un hito, ya que no contaban con un espacio propio que cumpliera con los requisitos de procesamiento requeridos para la sostenibilidad de la producción. El procesamiento con mejores condiciones se traduce de inmediato en mayores ingresos, una mejor organización y cohesión social y una oportunidad para continuar ampliando la red.

— Carmen Lucía Morales Hernández