Participación política e inclusión

 Promovemos la participación cívica de gobiernos responsables, abiertos y transparentes. Foto: PNUD Perú

Las instituciones públicas y los actores políticos deben canalizar sus demandas de forma más efectiva, en un entorno que es cada vez globalizado y cambiante a nivel económico, social y político. Las ciudadanas y ciudadanos demandan acceso universal a servicios públicos de calidad, acceso a la información y rendición de cuentas de las instituciones públicas, así como una participación más inclusiva en los procesos de elaboración de las políticas.

193 países se han comprometido a cumplir la Agenda de Desarrollo 2030 para Promover la paz, la justicia e instituciones fuertes (ODS 16), entre otros, porque la paz, la estabilidad, los derechos humanos y la gobernabilidad efectiva, en base al estado de derecho y la participación ciudadana, son vías necesarias para lograr un desarrollo sostenible.

No dejar a nadie atrás es fundamental para promover la gobernabilidad democrática y abordar desigualdades estructurales, y significa permitir a los individuos, comunidades y grupos, sobre todo los más marginalizados, jugar un rol active en su propio desarrollo.

EL ROL DEL PNUD

El PNUD se esfuerza por fortalecer las capacidades individuales, colectivas e institucionales para incrementar la participación de las y los ciudadanos, y asegurar el respeto por los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, poniendo especial atención a las mujeres, jóvenes, indígenas y afrodescendientes. También promueve los derechos de otros grupos marginalizados como las personas con discapacidad, LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex) y aquellos viviendo con el VIH/SIDA y otras enfermedades.

Además, el PNUD contribuye a expandir la representación y participación de esos grupos en los niveles nacionales y subnacionales, para prestar asesoría técnica y promover marcos legales  y políticas públicas más inclusivas, y promover el compromiso ciudadano para tener instituciones públicas más responsables y transparentes. Finalmente, el PNUD trabaja en colaboración estrecha con los pueblos indígenas, promoviendo su participación plena y efectiva y asegurando su consentimiento, libre, previo e informado en procesos de decisión públicos y privados, donde sus derechos, tierras, recursos, territorios y medios de vida tradicionales pueden verse afectados.

El PNUD, por ejemplo, apoya el fortalecimiento institucional y procesos de reforma, se compromete en actividades de incidencia y comunicación, apoya campaña de información pública, y promueve y facilita diálogos multiactores. Igualmente, facilita la creación de redes de conocimiento y el intercambio de buenas prácticas:

- Instituciones responsables y garantes: El PNUD promueve la existencia de capacidades institucionales y mecanismos de consulta y participación de la ciudadanía en los procesos de elaboración de políticas a todos los niveles –local y nacional. También es crucial su trabajo para asegurar el acceso a la información, la transparencia y la rendición de cuentas a los y las ciudadanas.

- Procesos políticos inclusivos: El PNUD trabaja con los países en desarrollo para mejorar el diseño y la implementación participativos de las políticas y programas de desarrollo, para hacerlas más inclusivas y que alcancen a todos los grupos excluidos (mujeres, jóvenes, indígenas, afrodescendientes, LGBTI y aquellos con VIH/SIDA). Al mismo tiempo, el PNUD apoya a los países para conseguir un sector público más efectivo y una mejor gobernabilidad y asegurar así que todo el mundo tiene acceso igualitario a los servicios públicos.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global