Las mujeres de Haití reconstruyen sus vidas "ladrillo a ladrillo"

Haiti
Mujeres haitianas preparando materiales de construcción resistentes a los desastres naturales en Puerto Príncipe (Foto: Carolina Azevedo / PNUD)

El principal impulso para la reconstrucción de las viviendas dañadas por el terremoto de Haití no proviene del gobierno, el sector privado, las ONG ni las organizaciones internacionales. Son las familias y las comunidades las que juegan un papel fundamental, asumiendo la tarea de reconstruir por sí mismos un país más resistente, en especial las mujeres, al frente de más del 40% de los hogares haitianos.

“La primera vez que recibí un mensaje de texto en el móvil diciendo que ya tenía el dinero, no lo podía creer. ¡Estaba tan feliz!”, agregó la haitiana de 48 años, que nunca ha tenido una cuenta bancaria.

Sólo el 10% de la población posee cuentas bancarias, pero en los últimos años la cobertura de telefonía móvil en Haití aumentó del 9% al 50%. Esos sistemas móviles de dinero también tienen el potencial de integrar a muchos haitianos a un sistema financiero alternativo.

La administradora del PNUD, Helen Clark, visitó uno de los Centros de Reparación de Viviendas de Puerto Príncipe y quedó realmente conmovida al ver a tantas mujeres trabajando en la reconstrucción. Las mujeres mostraron a Helen Clark el proceso paso a paso: desde la elección de materiales de calidad hasta la colocación del cemento en unos moldes rellenos de hierro para asegurar la resistencia a los desastres naturales, como terremotos, ciclones, huracanes e inundaciones, a todo lo cual Haití es propenso.

Aspectos Destacados

  • Más de 19.000 personas se han inscrito para formarse en técnicas de construcción de viviendas resistentes a los desastres naturales.
  • Actualmente existen cinco Centros de Reparación de Vivienda, con una financiación de 1.800.000 dólares estadounidenses hasta mediados de 2012.
  • Durante los primeros tres meses del año 2012, más de 8.000 familias se anotaron para participar en el proyecto.

Danielle Saint Lot, una de las líderes haitianas más influyentes, cuya ONG es socia del proyecto CARMEN admitió que no era fácil atraer a las mujeres a la construcción, un sector tradicionalmente masculino. Pero una vez algunas empiezan y se dan cuenta de lo que logran, las demás se animan a seguirlas.

En tres meses, cuando acabe la capacitación, las constructoras pondrán en marcha su propia empresa  y ofrecerán servicios a otras comunidades afectadas por el terremoto.

Más de 80.000 edificios se derrumbaron con el terremoto que sacudió a Haití en 2010 y dejó un saldo de 200.000 muertes. Más de 100.000 edificios sufrieron daños parciales, y bien podrían repararse o reconstruirse para ofrecer condiciones de vivienda más seguras. Hasta ahora, el 13% de esos edificios se ha reparado el 13% de esos edificios y menos del 6% se ha reconstruido.

Actualmente existen cinco Centros de Reparación de Vivienda, con una financiación de 1.800.000 dólares estadounidenses hasta mediados de 2012. Durante los primeros tres meses del año 2012, más de 8.000 familias se anotaron para participar en el proyecto, lo cual va a beneficiar a 19.000 individuos. Cinco mil haitianos han comenzado a formarse en técnicas de construcción y un equipo de ingenieros ya evaluó más de 3.000 viviendas.

Con 5.000.000 de dólares estadounidenses más, en un plazo de dos años podría ofrecerse: asistencia técnica para evaluar 50.000 casas, subsidios a 5.000 familias de bajos recursos para la auto-reparación mediante tecnología móvil de transferencia de dinero, formación para más de 20.000 personas y entrega de aproximadamente 3.000 kits de construcción de seguridad.

Enlaces de Interés
PNUD en Haiti
Video: Centros CARMEN Centres
Reconstruyendo Hogares