Perú: Cocinas de leña y mejor acceso a la energía

Pilar Valladolid’s health—and that of her family—has improved since she received a new, energy-efficient cook stove
La salud de Pilar Valladolid, y la de su familia, han mejorado desde que recibió una nueva cocina a leña de alto rendimiento energético (Foto: Musuk Nolte/PNUD)

por James Leslie
Cocinar sobre un fogón siempre ha significado un gran esfuerzo para Pilar Valladolid, de 48 años de edad. Su hija de 8 años, Pamela, la ayuda con esta tarea. Deben caminar juntas más de una hora para recoger la leña que necesitan para cocinar varios días, igual que hacía Pilar con su madre cuando era niña. 

Cocinar sobre un fogón siempre ha sido la norma aquí. En las zonas más pobres de Perú, las familias viven en casas con paredes de arcilla y pisos de tierra. Comen, duermen y descansan en un espacio común.

Aspectos destacados

  • En Perú, las emisiones de gas de efecto invernadero se han reducido en aproximadamente una megatonelada anual por cocina a leña, un logro que puede ser comercializado en los mercados de carbono.
  • Más de 750.000 personas en áreas de extrema pobreza se están beneficiando con la instalación de cocinas a leña mejoradas en sus hogares.
  • A principios de 2012 se instalarán 150.000 cocinas a leña mejoradas.

Las cocinas a leña tradicionales tienen un nivel bajo de eficiencia energética. Utilizan demasiada leña y, como no están equipadas con chimeneas, el humo que emana permanece en el interior y es dañino para la salud de las familias que dependen de ellas.

Las cocinas a leña mejoradas usan la energía más eficientemente que las tradicionales porque generan el mismo nivel de energía con hasta un 50% menos de leña, lo cual reduce la emisión de gases de efecto invernadero. Además, el diseño de las cocinas a leña mejoradas incluye una chimenea para eliminar el humo de la casa, reduciendo así la incidencia de afecciones respiratorias.

En 2009, el PNUD desarrolló un programa con el Ministerio de Energía y Minas de Perú que suministró 25.000 cocinas a leña mejoradas a las poblaciones más pobres y vulnerables del país. El programa es de naturaleza transversal: aborda varios desafíos del desarrollo, incluida la salud, el cambio climático y la preservación forestal.

Desde entonces, se adhirieron dos socios nuevos: los gobiernos regionales de La Libertad y Arequipa. La meta es suministrar otras 125.000 cocinas a leña mejoradas, beneficiando así a un total de 750.000 personas.

En noviembre de 2011, el resultado del programa era la construcción de 75.000 cocinas a leña en varias provincias del país, incluidas aquellas con indicadores de desarrollo humano bajos.

En Ayacucho, Pilar y otras personas que han recibido estufas a leña nuevas, ya están disfrutando de un ambiente interior más limpio. Ya no sufren molestias en los ojos a causa del humo mientras cocinan. Como ahora tienen que recoger mucha menos leña a diario, tienen más tiempo para ayudar a sus hijos con las tareas escolares y pueden dedicar parte de su tiempo a otras actividades que les generan ingresos.

˝Con la implementación del programa de cocinas a leña mejoradas, la región de La Libertad evitará la emisión de 41.000 toneladas de CO² al año,” dijo José Murgia Zannier, presidente de la región.

El PNUD proporcionó asistencia técnica como parte de un proyecto regional llamado Carbono 2012, que ayudó a esta iniciativa, y a otras, a acceder a los mercados de carbono. Como resultado, el programa podrá acceder a otros recursos financieros internacionales que ayudarán a hacerlo sostenible. Por ejemplo, los fondos se invertirán  en el mantenimiento de las cocinas a leña existentes, así como en concienciación continua sobre los beneficios y capacitación en los usos apropiados de las cocinas a leña para familias como la de Pilar.

˝A causa del humo que salía de mi cocina a leña, yo sufría de bronquitis y mis paredes estaban negras. Hoy, gracias a mi cocina a leña mejorada, todo ha cambiado; el humo siempre sale afuera”, dijo Angélica Flores Farfán, quien también se ha beneficiado con el programa.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe