Transparencia y Rendición de Cuentas: protagonistas necesarias en la lucha contra la corrupción | Adriana Ballestin

09 dic 2015

 Hemos venido apoyando las capacidades de gobiernos, la sociedad civil y el sector privado en el diseño e implementación de herramientas para mejorar la transparencia y la rendicion de cuentas. Foto: IPC Brasil

Según el Barómetro de las Américas [1] el 69.2% de los latinoamericanos encuestados admitió que alguna autoridad le había pedido un soborno en el último año y en términos de percepción de la corrupción en la esfera pública el 79.8% la considera muy frecuente o frecuente. Pero pese a estas cifras, podemos decir que aún hay lugar para la esperanza y ya que el 86.3% manifiesta el pago de un soborno como injustificable.

En los últimos años la gente demanda cada vez más que los gobiernos rindan cuentas, sean más abiertos y mejoren su capacidad de respuesta hacia la ciudadanía. En este contexto, la adopción de prácticas y mecanismos de transparencia y rendición de cuentas actúan generando esferas de confianza, diálogo y colaboración entre la institucionalidad, el sector privado y la sociedad civil, lo que redunda en una mayor legitimidad de las instituciones y poderes públicos.

En este sentido, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en América Latina y el Caribe ha venido apoyando las capacidades de gobiernos, la sociedad civil y el sector privado en el diseño e implementación de herramientas para mejorar la transparencia y la rendicion de cuentas: claves para la gobernabilidad de mocratica de la region. La nueva Agenda de Desarrollo 2030, a través del Objetivo de Desarrollo Sostenible 16, vincula de manera explícita el buen gobierno y la paz, la justicia y el desarrollo inclusivo y pone el acento en mecanismos de prevención a partir del fortalecimiento de instituciones eficaces, transparentes y responsables; y el empoderamiento y la participación ciudadana, focalizada especialmente en grupos poblacionales como jóvenes, mujeres, indígenas y afrodescendientes.

Hay iniciativas innovadoras en nuestra región.

Por ejemplo, en Colombia, el PNUD ha apoyado el proceso de construcción de la Política Pública Integral Anticorrupción, con el objetivo de fortalecer las herramientas y mecanismos para la prevención, investigación y sanción de la corrupción en Colombia. En este ejercicio resulta clave el enfoque territorial de la política, habiendo trabajado junto con 12 departamentos del país con el propósito de conocer el contexto específico, sus dinámicas e integrar a los actores de cada territorio, y es que es desde el territorio y mediante la apropiación de las políticas desde donde se concreta la lucha contra la corrupción.

En Haití, en el marco de las últimas elecciones el PNUD ha apoyado a la Escuela de la Magistratura mediante la capacitación de 190 magistrados de la Corte Electoral, jueces de Paz y Comisionados del Gobierno con el objetivo de fortalecer sus capacidades, compartir buenas prácticas provenientes de otros países de la región y establecer enlaces y redes para iniciativas de cooperación sur-sur.

En el Perú se está implementando un proyecto de promoción de la Transparencia y la Ética en las Instituciones Públicas junto con el Consejo de la Prensa Peruana y que, busca que las instituciones públicas de todos los niveles de Gobierno cumplan con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, haciendo capacitación a funcionarios, promoviendo veeduría ciudadana y organizando audiencias de rendición de cuentas. Este proyecto se realiza con especial énfasis en Municipios y Gobiernos Regionales y propone introducir los conceptos y prácticas de gobierno abierto.

En Costa Rica, por medio del proyecto de PNUD “Transparencia y Rendición de Cuentas en las Asociaciones de Acueductos Rurales” se ha influenciado a la nueva política de Organización y Fortalecimiento de la Gestión Comunitaria de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento logrando incluir un lineamiento específico de Participación, Transparencia y Rendición de Cuentas. Igualmente, el Plan de Implementación de la Política para el desarrollo y cumplimiento de este lineamiento recoge una serie de herramientas, acciones y capacitaciones diseñadas e implementadas  con organismos locales y nacionales encargados del servicio de agua potable en el marco del mismo proyecto.

En Chile el PNUD ha apoyado a las Comisiones de Ética y Transparencia del Senado y Cámara de Diputados mediante el diseño de un modelo que fortalece ambas comisiones en lo referido a su integración, funciones y procedimientos. Mediante este proyecto se ha logrado, entre otros, la inclusión de la sociedad civil mecanismos de toma de decisiones como son las Comisiones y la inclusión de propuestas dirigidas al fomento de la probidad y la transparencia en el proyecto de ley de la Ley Orgánica Constitucional del Congreso como por ejemplo. Así mismo, este apoyo de PNUD se destacó como una buena práctica de Parlamento Abierto, en el Open Government Partnership Global Summit que tuvo lugar en México en el mes de octubre. Y es que la participación en plataformas de integración regional y de colaboración multilateral propicia interesantes esferas de intercambio, asistencia técnica y una mayor cooperación entre los países miembro y sus pares.

Poniendo en perspectiva los ejemplos que nos brinda la región se han producido grandes avances en materia de adopción y promoción en materia legislativa y de políticas públicas, en la  inclusión de medidas anticorrupción en sectores como la salud, agua, educación, medioambiente o seguridad ciudadana, o en el uso de nuevas tecnologías de la comunicación para el monitoreo y denuncia de prácticas corruptas. No obstante, aún queda un largo camino que recorrer en cuanto a la claridad en los mecanismos a utilizar, las capacidades y recursos de las instituciones para implementarlos de manera efectiva y la capacidad e instrumentos para medir esos avances. Pero, sin duda, ava nzamos.

[1] Barómetro de las Américas LAPOP 2014

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe