• 30 años de democracia en América Latina ¿Cuánto hemos avanzado? | Jessica Faieta

    22 may 2014

    SE OBSERVA QUE LA MOVILIZACIÓN POLÍTICA ES PROTAGONIZADA POR SECTORES JÓVENES Y DE CAPAS MEDIAS, Y EN ALGUNOS PAÍSES POR LOS PUEBLOS INDÍGENAS. FOTO: PNUD PARAGUAY
    SE OBSERVA QUE LA MOVILIZACIÓN POLÍTICA ES PROTAGONIZADA POR SECTORES JÓVENES Y DE CAPAS MEDIAS, Y EN ALGUNOS PAÍSES POR LOS PUEBLOS INDÍGENAS. FOTO: PNUD PARAGUAY

    Son muchos los avances de nuestras democracias durante las últimas décadas y los desafíos que tenemos. Hoy nuestros países promueven elecciones democráticas, y los cambios de gobierno se suceden con naturalidad. Hay una creciente participación ciudadana, los países  han avanzado importantes reformas, con ampliación de derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. América Latina ha reducido la desigualdad de ingreso – en un momento en que la mayoría de los países del mundo experimenta el fenómeno contrario. Y entre 2000 y 2012, 90 millones de latinoamericanos ingresaron a la clase media, que ya representa el 34.4 por ciento de la población.

    Reconocer estos logros no implica olvidar que todavía adolecemos de los mayores niveles en el mundo en desigualdad de ingreso. También persisten profundas desigualdades de género, edad y origen étnico. Los retos también se reflejan en la calidad de las instituciones democráticas y los resultados de las políticas públicas, en sectores claves como seguridad ciudadana, salud, educación y vivienda.

    Si bien hay un fuerte apoyo a la democracia, los ciudadanos empoderados reclaman con su activismo y protagonismo por temas claves. Las recientes protestas callejeras y movilización por medios electrónicos en nuestra región llaman por el fortalecimiento de las instituciones públicas y mayor transparencia, rendición de cuentas y mejores resultados de las políticas. Hay que escuchar estas voces y promover espacios de diálogo y amplios consensos nacionales que impulsen una mejor convivencia democrática y políticas públicas estratégicas que impulsen no sólo el crecimiento económico, pero avances reales que mejoren la vida de todos los ciudadanos.
        
    Se observa que la movilización política es protagonizada por sectores jóvenes y de capas medias, y en algunos países por los pueblos indígenas. Estos mecanismos de expresión son producto del empoderamiento ciudadano que se ha construido en estas décadas y son complementarios a formas de participación política convencionales, buscando dar respuesta en muchos casos a la baja confianza en las instituciones públicas y los partidos políticos.

    Es claro que tenemos que impulsar con fuerza una agenda de igualdad y equidad para mejorar la calidad de nuestras democracias y reflejar la heterogeneidad de nuestras sociedades. Una de las principales prioridades para el PNUD en la región es promover el empoderamiento, equidad y la ampliación de la participación política de las mujeres, los jóvenes, los afrodescendientes y los pueblos indígenas.

    No nos olvidemos que la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisión es todavía limitada y lejos de alcanzar la paridad. Actualmente existen cinco Jefas de Estado o Gobierno en la región, pero el 30 por ciento de participación en los parlamentos sólo se ha alcanzado en ocho países (con una media de 22 por ciento en 2012); hay un 23 por ciento de ministras y sólo 11 por ciento de jefas de gobierno a nivel local. Según otro estudio del PNUD, la equidad de género es un indicador fundamental del grado de democracia de un sistema político y, ante todo, un indicador de las desigualdades que persisten hacia el interior de nuestras sociedades.

    Los esfuerzos por instaurar y desarrollar nuestras democracias han dado frutos. La democracia no se ha vuelto a interrumpir en los países de la región, y su reconocimiento como la mejor forma de gestionar la política es un sentido común entre los ciudadanos. Pero todavía persisten grandes desigualdades en nuestras sociedades, lo que impacta significativamente en la calidad y funcionamiento de nuestras instituciones.


Sobre la autora
thumbnail
Jessica Faieta

es Subsecretaria General de la ONU y Directora del PNUD para America Latina y el Caribe

 

Síguela en Twitter: @JessicaFaieta

Bio completa