Con crecimiento económico no basta | Jessica Faieta

20 feb 2015

                      El progreso es multidimensional y no puede ceñirse solo al vivir con menos o más de cuatro o diez dólares al día. Foto: PNUD Perú

Datos recientes muestran un panorama preocupante para América Latina y el Caribe. El nivel de reducción de pobreza por ingresos se estancó y—por primera vez en la década—vemos un aumento en el número de pobres, según el ultimo Panorama Social de CEPAL. Esto significa que tres millones de latinoamericanos volvieron a caer en la pobreza entre 2012 y 2014.

Dada la proyección de crecimiento para este año, que el FMI estima en 1.3%, nuestras estimaciones del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sugieren que en el 2015, 1.5 millones más de hombres y mujeres caerán en la pobreza.

Podría ser que vienen de los casi 200 millones de latinoamericanos que viven en condiciones de vulnerabilidad—los que no son ni pobres (viviendo con menos de 4 dólares al día) ni son clase media (viviendo con 10-50 dólares al día). Sus ingresos están encima de la línea de la pobreza pero todavía demasiado susceptibles a caer en ella según el bajón de ciclo económico o de un desastre natural, como registró otro estudio reciente del PNUD.

La subida es distinta que la bajada

Nuestro análisis muestra un claro patrón: lo que determina la “salida de la pobreza” (generación de empleo en los sectores de servicios y sector público) es distinto a lo que lleva a “evitar la recaída en la pobreza” (existencia de redes de protección social, capacidades y activos de los hogares).

Este desencuentro sugiere que no basta con más crecimiento económico para construir “resiliencia”—o la capacidad de absorber choques externos, sean financieros o desastres naturales, sin que haya grandes pérdidas sociales y económicas. Hace falta invertir en las capacidades y activos de los pobres y vulnerables—tareas que toman años, y en muchos casos, toda una generación.  

Exclusión más allá del ingreso

A fin de proyectar qué sucedería si la región creciera al mismo ritmo que durante la década pasada, a un promedio 4% anual, simulamos una recuperación del crecimiento entre el 2016 y el 2020. La sorpresa es que se observan señales de retornos decrecientes al mismo patrón de crecimiento. Es decir, mientras que durante 2000 y 2012 un promedio de 4.7 millones de latinoamericanos al año abandonaron la pobreza, entre 2016 y 2020 podrían estar saliendo únicamente 3.9 millones al año.

Está claro que “más de lo mismo” en crecimiento – y en políticas públicas – no da más de lo mismo en reducción de pobreza y desigualdad, según nuestros análisis. Hay dos motivos: la región está agotando sus fuentes fáciles de aumento en remuneraciones en los sectores de servicios y se agotan los recursos fiscales para expandir las redes de protección social.

Lo que queda por delante son retos más difíciles: confrontar exclusiones, discriminaciones y desigualdades históricas que no se explican solo por ingreso. Fundamentalmente, el progreso es multidimensional y no puede ceñirse solo al vivir con menos o más de cuatro o diez dólares al día. El bienestar es más que ingreso: no una norma consumista de lo que es una buena vida, de la ascensión social por bienes.

De eso se trata el próximo Informe de Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe que estamos preparando, con recomendaciones de políticas que ayuden a que los decisores lideren una agenda no solo de recuperación de crecimiento y ajuste estructural, sino de redefinición de lo que es progreso, desarrollo y cambio social en una región de masivas desigualdades y de clases medias emergentes y vulnerables.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe