Blog

      • El cambio climático no es neutral desde la perspectiva de género

        17 nov 2015

        image
        Las mujeres indígenas están entre las más afectadas por el cambio climático. Foto: PNUD en Colombia

        Las mujeres que se dedican a la agricultura generan entre el 45 y el 80 por ciento de la producción total de alimentos en los países en desarrollo. Esto significa que las alteraciones climáticas, como sequías o inundaciones, las afectan –en sus medios de subsistencia, ingresos y seguridad alimentaria– más que a los hombres.   Las mujeres también sufren discriminación, lo que limita sus derechos y sus posibilidades de acceso a la tierra y a los servicios. Esta discriminación tiene importantes repercusiones cuando se producen emergencias relacionadas con el clima, ya que las mujeres son, normalmente, las últimas en recibir servicios de ayuda técnica y apoyo para acceder a créditos. Como coordinadora para cuestiones de género del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), implementado por el PNUD, he tenido la responsabilidad de integrar la perspectiva de género en nuestros programas. Es un trabajo complejo, teniendo en cuenta que operamos en más de 125 países y que cada uno de ellos tiene una situación y vulnerabilidades climáticas particulares, y su propia legislación en lo que respecta a igualdad de género y empoderamiento de las mujeres. Las mujeres desempeñan roles diferentes y se enfrentan a retos  Leer más

      • América Latina y el Caribe frente al cambio climático | Cayetano Casado

        11 nov 2015

        image
        La región de América Latina y el Caribe necesita urgentemente que las partes de la Convención se comprometan a algún tipo de instrumento legalmente vinculante. Foto: PNUD Perú

        Los ojos del mundo están puestos en París, a la espera de que las 197 naciones que son parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático alcancen un histórico acuerdo climático este mes de diciembre. El tiempo se agota. Análisis recientes sugieren que mantener el incremento de la temperatura de la atmósfera por debajo de los 2 grados centígrados es cada vez menos probable, lo que pone en riesgo los logros de desarrollo alcanzados en las últimas décadas. Hay mucho que perder en Latinoamérica y el Caribe, una región responsable solamente del 12% de las emisiones globales y sin embargo una de las que más sufrirá los impactos del cambio climático. Por tanto, la región de América Latina y el Caribe necesita urgentemente que las partes de la Convención se comprometan a algún tipo de instrumento legalmente vinculante. Un acuerdo que desemboque en la reducción de emisiones globales de gases de efecto invernadero y se eviten así los escenarios más catastróficos asociados a grandes incrementos de temperatura de la atmósfera. Las bases de este acuerdo serán sin duda las Contribuciones Previstas y Determinadas a nivel Nacional (INDC, por sus siglas en inglés) que los países están  Leer más

      • ¿Cómo nuestro trabajo en América Latina y el Caribe puede ayudar a formar nuevas alianzas para el desarrollo sostenible? | Susan McDade

        30 oct 2015

        image
        América Latina y el Caribe, fue la única región que logró reducir la desigualdad de ingresos durante la primera década del siglo 21.Foto: PNUD Guatemala / Caroline Truttman

        Durante el último medio siglo, el PNUD ha estado trabajando con los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado para apoyar el cambio de los países y sociedades de América Latina y el Caribe. En esta y otras regiones, el PNUD ha desempeñado un papel central en la elaboración, promoción y ayuda a los países para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Ahora estamos trabajando con socios en la región para implementar y alcanzar la Agenda 2030 - incluyendo los recientemente adoptados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) - en un contexto muy diferente en comparación con el cambio de milenio. La región es menos pobre y desigual - y más próspera. Fue la única lque logró reducir la desigualdad de ingresos durante la primera década del siglo 21, además de sumar 90 millones de personas a una clase media emergente entre 2000 y 2012. Parte de este éxito resulta del boom económico de esta década y de los programas innovadores de transferencia social, que ayudaron a mantener a los niños en las escuelas, mejorando las vidas de las mujeres y sus familias. El PNUD está orgulloso de haber trabajado con los gobiernos en toda la región en el  Leer más

      • Grandes prácticas para el desarrollo: contribuciones desde El Salvador | Stefano Pettinato

        27 oct 2015

        image
        Niños en Cojutepeque, El Salvador. En El Salvador, cuatro metas de los ODM se han cumplido (objetivos relacionados con la pobreza extrema, la educación, la igualdad de género, el paludismo y otras enfermedades graves, y el acceso al agua y saneamiento). Foto: César Avilés / PNUD El Salvador

        El Salvador es un país que da mucho de qué hablar en el mundo. Las razones son múltiples y, lamentablemente, a menudo orbitan alrededor de los problemas: la mitad vacía del vaso. Sin embargo, para quienes tenemos el privilegio de trabajar y vivir en este país, hay un universo de rasgos adicionales dignos de destacar; acciones, medidas y prácticas valiosas que, en algunos casos, podrían exportarse a otros países. Entre las buenas prácticas, quiero resaltar que este país ha marcado la pauta con nuevas formas de hacer las cosas al caminar hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), contribuir con la formulación de la Agenda de Desarrollo Post-2015 y promover una medición multidimensional de pobreza. En El Salvador se tuvo la claridad de que para alcanzar las metas de los ODM era indispensable definir acciones específicamente dirigidas a su alcance. En la práctica, esto requirió aplicar herramientas de costeo, identificar cuellos de botella y proyectar escenarios que incluían políticas y programas, además de los recursos humanos y financieros para el logro de las metas sectoriales. Bajo el liderazgo del Ministerio de Educación y con el apoyo del PNUD y otras agencias del Sistema de Naciones Unidas, ese  Leer más

      • La última legua de erradicación de la pobreza | George Gray Molina

        22 oct 2015

        image
        Solo una nueva generación de políticas publicas y la acción concertada de toda la sociedad pueden achicar la legua de la erradicación de pobreza. Foto: PNUD El Salvador / Mauricio Martínez

        Los últimos datos sugieren que la “última legua” de erradicación de la pobreza en América Latina y el Caribe no es ni tan “última” ni tan “legua”. Durante el periodo de mayor dinamismo económico en la región (2004-2013), salían de la pobreza cerca de 6,8 millones de personas al año. Ese nivel de reducción es significativamente menor hoy y a una tasa negativa de crecimiento económico regional, se sumarán más bien nuevos hogares a la pobreza este año. Nuestra “legua” se estira en el horizonte. Pero, parafraseando a Eduardo Galeano, el horizonte nos hace caminar. A futuro, la erradicación de la pobreza implicará mayores esfuerzos para su reducción o amortiguamiento. Tan importante como reducir la pobreza y la exclusión será sostener los logros en el tiempo. Para ello, el mundo, y también la región, requieren pasar de un modelo fragmentado de política pública (que hace trabajar a sobretiempo a las transferencias sociales) a un modelo multidimensional (donde se combinan transferencias sociales con instrumentos de protección social y de inserción laboral) y que posicione firmemente un mercado laboral dinámico, un desarrollo territorial armónico y una canasta de bienestar multidimensional, mas allá del vivir por debajo o por en cima de la línea  Leer más

      • Los ODS permitirán acortar la brecha de género | Paloma Duran

        21 oct 2015

        image
        La incorporación de una perspectiva de género implica transformar la agenda política existente e integrarla en todos los programas y políticas. Foto: PNUD Guatemala

        La igualdad de género, arraigada en los derechos humanos, se reconoce cada vez más como un objetivo de desarrollo clave en sí mismo y como medio para acelerar en forma transversal el desarrollo sostenible. Sin embargo, quedan muchos desafíos. Las mujeres todavía soportan un acceso desigual a los recursos económicos y ambientales. También suelen afrontar numerosas barreras vinculadas a una clara discriminación, así como bajos salarios o trabajos no remunerados, además de la violencia machista. A pesar de los significativos avances conseguidos por la población femenina, a menos que puedan gozar plenamente de sus derechos, no habrá avances en materia de desarrollo humano. Este año es crucial para impulsar la igualdad, y si la nueva de agenda de desarrollo para 2030 ha de ser transformadora, las mujeres tendrán que estar al frente y en el centro de la misma. Uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es específico sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Todos están intrínsecamente interrelacionados y son interdependientes. El objetivo 5 llama a los gobiernos a lograr, más que promover, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas. Las metas propuestas abarcan poner fin a la violencia, eliminar prácticas  Leer más

      • La ruta inseparable entre desarrollo humano y la gestión integral del riesgo | Julio Martínez

        13 oct 2015

        image
        Este tipo de tragedia no es ni nueva ni excepcional, todo lo contrario, ocurren con demasiada frecuencia cada invierno, cuando se saturan los suelos por lluvia. Foto: PNUD Guatemala / Giovanni Diffidenti

        Guatemala está de luto tras la tragedia ocurrida el 1 de octubre, en el que quedaron sepultados 125 hogares en El Cambray II, muy cerca de la capital. Hasta el momento, se han encontrado 260 personas fallecidas, se ha rescatado y trasladado a albergues a 386 y unas 350 permanecen desaparecidas. Este tipo de tragedia no es ni nueva ni excepcional, todo lo contrario, ocurren con demasiada frecuencia cada invierno, cuando se saturan los suelos por lluvia. No obstante, El Cambray se encuentra a un paso de la ciudad, no lejos de uno de los centros comerciales más cotizados. La conexión entre centro y periferia quedó expuesta con todos sus contrastes e incongruencias. De ahí el sentimiento de indignación que ha acaparado la atención nacional e internacional, y que nos lleva a preguntarnos¿cómo es posible?. La explicación inmediata radica en la descripción de los fenómenos naturales: las sequías, tormentas tropicales, el niño o la niña. En efecto, vivimos en sociedades en riesgo, exacerbado por el cambio climático. Pero, el desastre es el resultado de una construcción social, histórica, que puede y debe ser prevenida reconociendo las vulnerabilidades y gestionando de manera integral los riesgos. Ahí yace la verdadera tragedia: reproducir condiciones de vulnerabilidad  Leer más

      • Intercambio de experiencias en Recuperación Post-Desastre entre El Salvador y Guatemala | Luis Gamarra

        13 oct 2015

        image
        Se espera fortalecer la colaboración intermunicipal e interinstitucional para mejorar las herramientas de planificación y recuperación a nivel local y central. Foto: PNUD Guatemala

        Centroamérica, así como el resto de Latinoamérica y el Caribe, se ve cada día más afectada por desastres. Cuatro de los seis países de la región se encuentran entre los quince con mayor índice de riesgo, con registros para el periodo entre 1993-2011; calculado por número de eventos, número de víctimas y pérdidas económicas en relación a su producto interno bruto (Germanwatch, 2014). En respuesta, la ayuda humanitaria ha aliviado las necesidades más urgentes de la población, sin embargo, los procesos de recuperación no han generado dinámicas de cambio y transformación en las condiciones de vida que generaron este impacto. Ya en 1998, el huracán Mitch había develado la situación de vulnerabilidad en la que se había desarrollado la región, afectando a  tres millones de personas; y, más recientemente, en 2011, la Depresión Tropical 12E impactó nuevamente a dos millones de personas, con daños estimados en US $1969 millones. A estas cifras se debe sumar el impacto que año a año generan las inundaciones y los movimientos de tierra en las temporadas de lluvia. En promedio, Guatemala sufre pérdidas anuales por desastres por el orden de los US $63 millones, Honduras de US $42 millones y El Salvador alcanza una cifra  Leer más

      • El año de las oportunidades para el desarrollo sostenible | Gina Casar

        30 sep 2015

        image
        Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible serán la guía y agenda del desarrollo hasta 2030. Foto: PNUD Colombia

        2015 no es un año cualquiera. El 25 de septiembre de 2015, el mundo aprobó tres de los acuerdos más importantes en materia de desarrollo de las últimas décadas. De estas negociaciones dependerá en gran medida el mundo que tendremos en 2030. Un mundo sostenible, sin pobreza, con más oportunidades para todos, con una mayor igualdad de género, un mundo más justo y seguro y un planeta más saludable y menos contaminado. Esto dependerá de la ambición y del compromiso compartido para poner en práctica tres acuerdos: losObjetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el acuerdo de Addis Abeba para financiación para el desarrollo en Etiopía celebrado en julio y el posible acuerdo de la 21ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París en diciembre próximo. En gran medida las raíces de estos procesos están en la experiencia y logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Acordados en los inicios del nuevo mileno, los ODM alinearon la cooperación internacional alrededor de ocho objetivos claros. Para el PNUD se convirtieron en nuestra hoja de ruta con logros positivos y una experiencia de éxito, pero aún queda mucho por hacer. En estos  Leer más