PNUD En el mundo

Estás en PNUD América Latina y el Caribe 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Blog

Repensar el progreso | Jessica Faieta

10 mar 2017

image Diez de los 15 países más desiguales del planeta se encuentran en América Latina o el Caribe. Foto: Antonio Escalante / PNUD Perú

América Latina y el Caribe ha obtenido notables avances en materia de desarrollo en las últimas décadas. En 2015, la región cumplió la mayoría de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), un logro histórico especialmente en los temas relativos a la reducción de la pobreza, el acceso al agua potable y la educación primaria. Entre 2002 y 2013, cerca de 72 millones de personas salieron de la pobreza y alrededor de 94 millones ingresaron a la clase media. Sin embargo, la desigualdad sigue siendo una característica de la región. Diez de los 15 países más desiguales del planeta se encuentran en América Latina y el Caribe. Según nuestro Informe sobre Desarrollo Humano para la región, 220 millones de personas (38%, casi dos en cada cinco latinoamericanos) son hoy económicamente vulnerables: oficialmente no son pobres, pero tampoco lograron ascender a la clase media. Entre estos, 25 a 30 millones de personas corren el riesgo de recaer en ella. Es precisamente en este momento de ralentización en que necesitamos políticas públicas de nueva generación que fortalezcan los cuatro factores que previenen retrocesos: protección social, sistemas de cuidado, activos físicos y financieros (como un auto, casa propia, cuenta de ahorro o dinero en  Leer más

El Niño en LAC: gestión del riesgo de desastres y recuperación | Ruben Vargas

24 feb 2017

image El Fenómeno del Niño 2014-2016 ha sido uno de los más severos de la década. Foto: PNUD Chile

Mis primeras memorias sobre el fenómeno de El Niño y sus impactos se remontan al año 1992, cuando aún vivía en Medellín. Los recuerdos son en parte gratos: en algunas de las principales calles de la ciudad, las bombillas eléctricas fueron reemplazadas por lámparas de aceite que -en un acto casi ritual- eran encendidas cada noche por artistas callejeros. En esa época y por cerca de 10 meses vivimos en Colombia lo que se conoció como el “apagón” o la “ley de racionamiento de energía y consumo del agua”. Durante este periodo, cada día, el servicio eléctrico era cortado hasta por 9 horas. La crisis se atribuyó en ese momento a la sequía provocada por un fenómeno del Niño que, aunque no fue catalogado como severo, afectó de manera drástica la capacidad de generación de energía hidroeléctrica del país. Los impactos sobre el desarrollo fueron significativos, entre 5 y 6 mil millones de dólares americanos, lo que equivale al 2 y 2.5% del PIB de la época. A inicios de los 90, la causa de los “desastres” aún se asociaba de manera directa al fenómeno. Habían sido lo “inesperado” del evento y su “intensidad” las causas principales del impacto observado. Muy poco  Leer más

Tres meses después del huracán Matthew, siete años después del terremoto | Yvonne Helle

11 ene 2017

image El camino hacia la recuperación es largo. El PNUD proporciona condiciones para la recuperación a largo plazo, la resiliencia y el desarrollo sostenible. Foto: PNUD Haití

El huracán Matthew fue la primera tormenta de categoría 4 en Haití en 52 años, creando la peor crisis humanitaria en el país desde el terremoto de 2010. Al menos 546 personas murieron y las vidas de 2,2 millones de personas fueron afectadas. Tres meses después del desastre, las personas en las zonas más afectadas aún necesitan ayuda inmediata para satisfacer sus necesidades básicas. Si bien la respuesta humanitaria sigue aumentando, la rehabilitación y la recuperación también deben comenzar de inmediato para reducir la dependencia de la ayuda. Nuestra respuesta post-Matthew fue elaborada y puesta en práctica en estrecha colaboración con las autoridades nacionales y locales aplicando las lecciones aprendidas del terremoto del 2010. Lo que sigue es un resumen del trabajo realizado por el PNUD en Haití desde el 4 de octubre, fecha en que en ese país se abatió la primera tormenta categoría 4 en 52 años: Nuestras acciones para la reducción del riesgo de desastres, que comenzaron antes del huracán, demostraron su utilidad. Por ejemplo, en Dame Marie, a pesar de ser uno de los municipios más gravemente afectados, no se perdió ni una sola vida durante el paso de Matthew. Como afirmó Gilbert Jean, alcalde de Dame  Leer más

Premio regional de Cooperación Sur-Sur: de América Latina y el Caribe al mundo | Fernando Galindo

23 dic 2016

image Foto: PNUD

La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) requiere la colaboración de los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y los ciudadanos para asegurar un mejor planeta a las generaciones futuras. En este contexto, la Cooperación Sur-Sur (CSS) se convierte en una de las herramientas principales para la consecución de estos objetivos, en la medida en que facilita la transferencia de experiencias exitosas de países con condiciones de desarrollo similares que enfrentan desafíos comunes en múltiples áreas. A nivel internacional, América Latina y el Caribe es un actor de cada vez más peso en la CSS y en la Cooperación Triangular. Países de nuestra región, de mayor o menor tamaño, se posicionan como donantes y receptores a través de diversas modalidades (fondos, donaciones, intercambios técnicos), lo cual confirma el gran conocimiento acumulado y el inmenso potencial para un desarrollo conjunto apuntalado por la cooperación. Desde el PNUD acompañamos una serie de iniciativas -nacionales, regionales y globales- con la intención de dar mayor visibilidad a la CSS, sistematizar procesos y promover más y mejores intercambios. Ejemplo de ello y como parte de nuestro esfuerzo por impulsar, facilitar y apoyar las actividades de CSS en la región, el PNUD llevó a  Leer más

Personas e instituciones resilientes: el desafío post terremoto en Ecuador | Carlo Ruiz

08 dic 2016

image Narcisa y su esposo, dueños de una vivienda colapsada que fue atendida por participantes del trabajo comunitario para la gestión de escombros coordinado por el PNUD. Foto: PNUD Ecuador

Nadie está lo suficientemente preparado para una emergencia hasta que tiene que vivirla. Y el terremoto del 16 de abril nos puso a prueba. Con la progresiva reducción de la intensidad de la fase humanitaria de respuesta que atiende a sobrevivientes y víctimas, se asienta el trajín. Empiezan a notarse los remanentes del desastre y se logra una idea de lo que será el futuro cercano y la capacidad de resiliencia de las personas. Durante recorridos por las zonas afectadas, observamos que las personas cuentan, en mayor o menor medida, con una convicción natural que las empuja a tratar de superar la situación en la que se encuentran. Poco tiempo después de una catástrofe, sea por necesidad de supervivencia o por tratar de recuperar una normalidad que les ha sido arrancada a la fuerza, hombres y mujeres se empiezan a ayudar, se juntan y cocinan, se atienden, consuelan, acompañan. En sitios como Pedernales, uno de los lugares más afectados, se podía ver cómo a días después de la tragedia, se instalaban fogones y sitios donde se prepara comida para la venta al pie de los negocios destruidos y se organizaban partidos de ecuavoley en las calles donde todavía se limpiaban los  Leer más

Oportunidades del voluntariado juvenil en la implementación de los ODS: una perspectiva desde América Latina | Isabela Barriga

05 dic 2016

image Foto: Isabela Barriga

“¡Los jóvenes sí podemos cambiar el mundo!” Las palabras de un joven representante de la Red de Voluntariado Municipal en Cuenca, Ecuador, me hicieron pensar. En general, se dice que los jóvenes tenemos el poder para hacer la diferencia y crear un mundo mejor, pero frecuentemente esto se   queda en palabras. ¿Cómo puede la juventud realmente contribuir al desarrollo de sus sociedades? Mi nombre es Isabela, tengo 23 años y soy de nacionalidad estadounidense y ecuatoriana. En julio de 2016 dejé los Estados Unidos para explorar cómo los jóvenes están contribuyendo al desarrollo de mi segundo hogar, Ecuador, a través del programa de Voluntarios de Naciones Unidas (UNV, por sus siglas en inglés). Fue así como llegué a participar en el I Encuentro Regional de Redes de Voluntariado Juvenil en Cuenca, en el norte del país, dónde tuve la oportunidad de conocer e interactuar con jóvenes voluntarios de América Latina y saber cómo el voluntariado contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la región. Hablé con jóvenes de diferentes redes de voluntariado de Ecuador, Colombia, Bolivia, Venezuela, México, Perú y Guatemala. Descubrí que las redes de voluntariado son espacios privilegiados de diálogo en los que los jóvenes pueden  Leer más

Empresas por la igualdad de género | Susan McDade

21 nov 2016

image Foto: PNUD Panamá

La Agenda 2030 nos brinda una hoja de ruta para construir el mundo que queremos, sin dejar a nadie detrás. La igualdad de género es clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tanto como derecho humano fundamental como motor del progreso para todos los demás objetivos. Empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y eso contribuye a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial. En alianza con el sector privado y los gobiernos, debemos trabajar juntos para cerrar las brechas de género y eliminar las barreras estructurales que impiden el empoderamiento de las mujeres. Ya se han registrado algunos avances extraordinarios. Sin embargo, aún tenemos mucho camino por recorrer. A pesar del mayor número de mujeres con trabajo remunerado, ellas ganan en promedio un 24 por ciento menos que los hombres.  Las mujeres también tienen menos probabilidades de tener acceso al trabajo decente, a los bienes y al crédito formal. La participación en la fuerza laboral también es más baja en las mujeres que en los hombres. En 2015, el 72 por ciento de los hombres en edad de trabajar -mayores de 15 anos- estaba empleado, comparado a un 47 por ciento en  Leer más

El compromiso del sector privado con la igualdad de género en la esfera laboral | Helen Clark

18 nov 2016

image Foto: PNUD

En todo el mundo, las mujeres y los hombres jóvenes que ingresan hoy al mercado laboral poseen casi el mismo nivel de formación académica. Sin embargo, a menudo no encuentran las mismas oportunidades en el mundo del trabajo. Las mujeres ganan, en promedio, 24 por ciento menos que los hombres. En las compañías del índice Sandard & Poor's 500, las mujeres ocupan apenas el 4,6 por ciento de los cargos ejecutivos y representan menos del 20 por ciento de los miembros de las juntas directivas. No obstante, las investigaciones sugieren que un aumento de la proporción de mujeres en las juntas directivas está asociado a mejores resultados financieros y mayores niveles de filantropía corporativa. En los países ricos y en los pobres por igual, las mujeres asumen una carga desproporcionada del trabajo no remunerado; por ejemplo, el cuidado de los menores, los ancianos y las personas enfermas o con discapacidad de la familia, y la obtención y preparación de los alimentos. Estos quehaceres no solo exigen una cantidad sustancial de tiempo y energía, sino que además impiden a las mujeres cumplir sus aspiraciones y privan a las economías de todos los talentos y contribuciones de las mujeres. La igualdad de las mujeres en el  Leer más

Veinte años con Cuba por la no discriminación | Jessica Faieta

17 nov 2016

image Foto: PNUD Cuba / Mayrilian Acosta

Habiendo vivido y trabajado en Cuba, he sido testigo de primera mano de cómo esta vibrante sociedad ha trabajado para derribar los estigmas y luchar contra la discriminación. Uno de las lideresas de esta lucha contra la homofobia desde los años 90 es Mariela Castro. Directora del Instituto Nacional de Educación Sexual - CENESEX, quien se ha convertido en un verdadero icono para la comunidad LGTBI en Cuba. Esta semana, el PNUD y la Misión Permanente de Cuba ante la ONU realizaron una proyección especial del documental de HBO Mariela Castro: La Revolución LGBT de Cuba. La película de 40 minutos sigue a Mariela como campeona por los derechos de la comunidad LGBTI de Cuba. En el documental, su trabajo no se limita a la movilización social. A través de CENESEX, Mariela Castro ha podido trabajar y brindar apoyo a esta comunidad en múltiples áreas como la psicológica, educativa y laboral, con énfasis en la población más vulnerable, la Trans-Género. El PNUD en Cuba tiene una larga historia de trabajo con las organizaciones LGBTI. Hemos apoyado la respuesta nacional al VIH desde 1998 en estrecha alianza con las instituciones nacionales y las redes de voluntarios, integradas por personas viviendo con VIH,  Leer más

El Acuerdo está hecho. Es momento de actuar contra el cambio climático l Helen Clark

13 nov 2016

image El objetivo es construir un futuro de cero carbono, resiliente al clima y sostenible. Foto: PNUD Guatemala

El mundo celebró en diciembre, cuando se alcanzó un nuevo acuerdo mundial sobre cambio climático en París. Menos de un año después, ese acuerdo ha entrado en vigor. Esto es un logro significativo. Ahora necesitamos acción climática rápida y efectiva. La implementación total del Acuerdo de París requiere que el uso insostenible de energía, la deforestación y otras fuentes de gases de efecto invernadero sean enfrentados de forma decisiva. El objetivo es construir un futuro de cero carbono, resiliente al clima y sostenible. Sabiendo esto, nuestra foco debe ser seguir el camino trazado en París. Las transformaciones requeridas costarán años de trabajo arduo y billones de dólares para tener resultados. Pero si logramos un compromiso colectivo para este futuro, también podremos crear empleo, mejorar la salud pública, impulsar la innovación, proteger ecosistemas vitales y preservar recursos hídricos – solo por nombrar algunos de los beneficios vinculados a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático. Para los países alrededor del mundo, la nueva “era de implementación” del Acuerdo de París significa transformar sus compromisos climáticos, expresados en sus Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), en acciones concretas. El PNUD, como un socio clave  Leer más